Curiosidades de Bruce Lee

Recordamos con honor al Dragón

Getty Images

Bruce Lee es considerado por muchos como el más grande artista marcial del siglo XX, también lo recordamos por su filmografía y su filosofía, pero en esta ocasión rescataremos un par de curiosidades de su vida.

Su nombre completo era Bruce Lee Jun Fan Yuen Kam.

Nació en el año del dragón (1940) y en la hora del dragón (entre las 6:00 y las 8:00am).

Por si no sabías ¡es mitad gringo! Nació en San Francisco, California, pero cuando tenía tres meses su familia decidió regresarse a China; también tiene nacionalidad de Hong Kong. 

Durante su adolescencia fue el líder de una pandilla llamada “The Tigers of Junction Street”.

Tiene su propio estilo de artes marciales llamado Jeet Kune Do o camino del puño interceptor. Es una mezcla de varias técnicas y por esta razón los maestros de artes marciales orientales no le dieron el visto bueno, decían que era un híbirido.

Escribía poesía. 

Supuestamente, el origen del Jeet Kune Do se dio tras un enfrentamiento, que después de ganar pensó que la pelea había durado mucho debido a la rigidez de las técnicas de las artes marciales, así que decidió crear un sistema más práctico y flexible.

[También checa: 10 lecciones de Bruce Lee para aplicar su filosofía en tu vida]

Era bueno bailando, tanto que fue campeón de cha cha cha en Hong Kong. Cuando se fue rumbo a Seattle iba sólo con $100 dólares y le dio clases de este baile a los pasajeros de primera clase del barco para ganar dinero extra durante el viaje.

Fue guionista y director de The way of the dragon (1972), en donde peleó con Chuck Norris.

Gajes del oficio. Constantemente lo desafiaban los extras de las películas y otros hombres que buscaban conseguir fama por ganarle en una pelea.

Adoptó la rutina de los chacos en las películas gracias al maestro de karate Hidehiko “Hidy” Ochiai, a quien conoció en la YMCA de Los Ángeles a mediados de la década de 1960.

Game of Death (1978), su última película, fue al mismo tiempo la primera en ser filmada con sonido directo. A sus cintas anteriores se les agregaba el sonido y se les hacía doblaje posteriormente.

Era políglota, hablaba inglés, cantonés, mandarín, y japonés.

Un truco que hacía para demostrar su velocidad consistía en que, mientras una persona sostenía una moneda en su mano y la cerraba, él la tomaba antes de que la mano se cerrara y hasta podía cambiar la moneda por otra. 

Podía hacer lagartijas con un hombre de 113 kilos en su espalda; también podía hacerlas con un solo dedo.

¿Cuál es tu película favorita del dragón?

También lee:

10 lecciones de Yoda

Curiosidades de Albert Einstein

3 películas imperdibles de Audrey Hepburn