‘Crítica’ del Hombre Araña

¿Y si le jugamos al listillo?

Especial

Esta semana fue el estreno en México de “El Asombroso Hombre Araña”, en todos los cines del país, estreno al cuál tuve la oportunidad de asistir. Aunque la cinta es visualmente espectacular y mucho más oscura que la trilogía anterior, el nuevo director Marc Webb (500 Días con Ella)  imprimió un sello bastante personal en la historia, con el cual, estoy seguro que muchos de los fans del comic original, probablemente, no se lograrán identificar.

 

Por suerte logré apuntar algunos de los detalles que provocaron reacciones negativas en el público durante el estreno: durante los créditos iniciales de la película aparece la leyenda “Descanza en paz, Tobey Maguire”. Entiendo que ahora, el Hombre Araña es interpretado por Andrew Garfield, pero me parece un poco grosero y de mal gusto hacerlo notar de esa manera, y sobre todo a sabiendas de que Tobey Maguire no ha muerto (para nuestra mala suerte).

 

Entiendo que quieran atraer a un mayor público haciendo sutiles referencias a las películas anteriores de Andrew Garfield, pero los gemelos Winklevoss me parecieron una pésima elección de villanos para la película, sobre todo porque no tienen ningún súper poder y son atrapados en los primeros 15 minutos.

 

Aunque de antemano sabíamos que la película retomaría el inicio de la historia del Hombre Araña, la escena donde Peter Parker está naciendo (literalmente saliendo de la vagina de su madre) es demasiado gráfica, sobre todo en 3D. Es más que obvio que el director Marc Webb quería darle su sello personal a esta historia, pero me parece muy exagerado hacer que la película ahora trate de una araña que es mordida por un humano radioactivo y después se convierta en un humano común y corriente. Creo que la versión original es más interesante.

 

¿Por qué Peter Parker se la pasa preguntando a Siri si “esta lloviendo”? Me gustó que la película muestre a un Peter Parker más moderno, pero me parece ridículo que ahora tome todas sus fotos en Instagram y encima haga esperar a todos los villanos a que se suban. La escena en que Peter pierde a su tío es clave para el desarrollo del personaje. Pero me parece poco dramático que lo haya perdido en un partido de poker.

 

Me pareció innecesario que se nos pidiera a toda la sala voltearnos cada que el Hombre Araña se quitaba la mascara: todos en la sala sabemos que él es Peter Parker. ¿Y por qué Gwen Stacy insiste en que el Hombre Araña la muerda en el cuello para al fin convertirse en “uno de ellos” y así poder pasar una vida eterna juntos? Creo que suena muy parecido a otra película.

 

No tengo ningún problema con el product placement en las películas, pero en la escena en que el Hombre Araña ordena una pizza a Domino’s me pareció completamente innecesario tener que esperar 30 minutos a que llegara, en tiempo real.

 

¿Acaso Marc Webb creyó que podría cambiar a Emma Stone por Zooey Deschanel y nadie en la audiencia se daría cuenta? Ah, y Peter Parker nunca ha padecido de pie diabético.

 

Me gustó mucho la integración que hace está película con la de los otros súper héroes de Marvel, pero el hecho de que Nick Fury le rogará al Hombre Araña que por favor participara en la próxima película de The Avengers le resta el realismo que se le quiere dar a la historia.

 

Creo que éste es el peor desenlace de todas las películas del Hombre Araña hasta ahora. En el clímax de la historia aparecen el Lagarto y el Hombre Araña luchando a muerte por todo Manhattan, cuando de repente uno sugiere arreglar esto de “otra manera”.

 

Inmediatamente después los dos aparecen frente a un juez esperando el veredicto de una demanda legal sobre “Quien realmente es el inventor de Facebook”. Inmediatamente después vemos los créditos finales. No sólo es ridículo que nunca sepamos quién fue el vencedor, sino más aún que ambos libren una batalla de ese tamaño por esa razón.

 

En general, de todas las películas del Hombre Araña, yo diría que esta es mi cuarta favorita.

Y si quieres ver la crítica sería, da clic aquí.