10 cosas que no sabías de ‘Volver al Futuro’

Sigue el festejo por su 30 aniversario

Facebook oficial Back to the Future Trilogy
Volver al Futuro cumplió 30 años de su estreno a principios de julio de 2015 y el festejo sigue. Caseen Gaines revela varios secretos detrás de la película en el libro We Don’t Need Roads, desde el rechazo inicial de todos los estudios, el cambio de actores, las fricciones en el elenco y la reacción dividida de la audiencia (seguro al Robert Zemeckis de los 80 le serviría a modo de almanaque).

A continuación diez cosas que tal vez no sabías de la saga.

Necesitaron más de 1.24 gigawatts para arrancar

Después de que el productor Bob Gale tuviera la idea de la película tras mirar un viejo anuario de su papá, él y su amigo de la universidad Robert Zemeckis trabajaron en el primer borrador del guión allá por 1981. Entonces Marty era un pirata de vídeo y su amigo, el profesor Brown – todavía no era el “Doc” -, tenía como mascota un chimpancé llamado Shemp.

Los estudios se interesaron en hacer la película sólo después de ver el éxito de Zemeckis con Romancing the Stone (1984). Entonces Zemeckis y Gale fueron con Steven Spielberg, la única persona a quien le había gustado el proyecto desde el principio, para que fuera productor, y consiguieron hacer la producción en Universal, donde estaban las oficinas Amblin de Spielberg.

Michael J. Fox al rescate

Después de filmar durante cuatro semanas, Zemeckis tuvo que reconocer que Eric Stoltz – quien le ganó el papel de McFly a C. Thomas Howell, Johnny Depp, John Cusack y Charlie Sheen – no estaba consiguiendo las risas que el guion requería. Gale le dijo a Universal que Sid Sheinberg aceptó de mala gana remplazar a Stoltz con Michael J. Fox, que no había estado disponible pero que ahora los productores de Family Ties estaban más dispuestos a compartirlo.

[También lee: Lecciones de Marty McFly para viajar en el tiempo]

Stoltz, el actor que nadie extrañó

Muchos miembros del equipo sufrieron con Stoltz, actor de método que demandó que le llamaran “Marty” todo el tiempo, incluso cuando las cámaras no estuvieran grabando. 

Tom Wilson (Biff) tenía entre ceja y ceja a Stoltz después de que éste lo empujara con más fuerza de la necesaria durante una escena en la cafetería. Mientras que Christopher Lloyd (Doc) llamaba a Stoltz un “muy buen actor”, también decía que “no estaba aportando la comedia a la pantalla”.

La otra Jennifer

Melora Hardin (The Office) había conseguido el papel de Jennifer, la novia de Marty, pero cuando Fox remplazó a Stoltz, los cineastas decidieron que se vería muy alta a lado de Michael y volvieron a hacer el casting de este personaje para quedarse con Claudia Wells. Hardin admitió que lloró cuando le dieron  la noticia por teléfono; “una de las cosas más difíciles que he tenido que hacer”, según Gale.

Lea alzó la ceja cuando entró Fox

Como La Doña cuando algo no le parecía. A Lea Thompson (Lorraine) le tomó tiempo hacerse a la idea de que Fox fuera la estrella. La actriz confesó que era una mocosa engreída y en aquel entonces pensó “Oh, Dios mío, ¿un actor de comedia?”. Después hizo ella le entró al género (Caroline in the City), y se dio cuenta de quehacer reír “era la cosa más difícil del mundo” y agregó que rápidamente se la ganó el protagonista.  

[También lee: Cosas en las que atinó y en las que falló Volver al Futuro]

Que me parta un rayo

Wes Takahashi, animador de Industrial Light & Magic, trabajó en la escena donde el DeLorean viaja a 1955. Él no estuvo muy satisfecho con los efectos. “Nunca me gustó la animación aprobada del rayo que golpea la torre del reloj”, dijo Takahashi, quien sentía que el rayo era muy gordo y hubiera querido tener más tiempo para hacer otra propuesta o mejorar la opción final. 

El ganón que no tuvo crédito

Mark Campbell, quien canta en verdad “Johnny B. Goode”, supo que no iba a tener crédito en la pantalla hasta después de hacer su trabajo. Los cineastas querían mantener la ilusión de que Michael J. Fox se rifaba el físico en esta parte. Campbell aceptó y a cambió recibió un “muy, muy pequeño, pero muy buena parte del porcentaje del soundtrack”, según él.

La gente no pelaba la película

Los editores le echaban ganas para entregar una versión preliminar a tres semanas de que finalizara el rodaje. De acuerdo con el editor Arthur Schmidt, el primer grupo de prueba estaba muy inquieto al principio de la película y no la pelaban durante los primeros 10 a 20 minutos, o incluso un poco más, pero fueron atrapados con la segunda mitad. 

[También lee: Lo que escucharías si hicieras los viajes de Volver al Futuro]

¿El Hombre Espacial de Plutón

Sheinberg sentía que el título (Back to the Future) era muy confuso para la audiencia y presionó para cambiarlo a Spaceman From Pluto, una referencia al cómic que sale en una escena. Afortunadamente Zemeckis y Gale fueron inflexibles y no hubo tal modificación. Sheinberg ahora admite que lo mejor fue mantener ese nombre, pero niega haber sugerido esa alternativa.

Zemeckis no quería hacer secuelas 

La película tuvo un éxito apabullante y se convirtió en la cinta más taquillera de 1985 en Estados Unidos. El director no estaba fascinado con la idea de hacer más entregas, pero el estudio le insinuó que iban a hacer una secuela con o sin él.

¿Qué otras curiosidades te sabes de la película?