Conoce a las Tortugas Ninja chilangas

¡Caguamonga!

Con eso de que llegó una nueva versión de las Tortugas Ninja, decidimos echar a volar la imaginación y nos preguntamos qué pasaría si en vez de vivir en Nueva York, las tortugas fueran chilangas. 

[Lee la crítica de la película aquí]  

Origen

¿Cuál sería su origen? Bueno, pues una camioneta las transportaba a una tienda de mascotas cuando un micro la chocó y estos reptiles cayeron en un coladera. Su mutación se debe a que probaron un lácteo con propiedades raras, no se sabe si fue leche Betty, Liconsa o lache con vitamina R.

Su sensei sería ni más ni menos que el Chupacabras, ¿pensabas que había desaparecido? ¡No! Estaba en el sistema de desagüe de la ciudad, cuando de repente se encontró con este cuarteto y, como también se tomó su lechita, mutó (aún más).

Vida chilanga

Aguantan vara y echan cotorreo, pero cuando las invitaron a la inauguración del Acuario Inbursa se sintieron un poco ofendidos. 

A diferencia de sus contrapartes gringas, no se ocultarían de los chilangos, de hecho se dieron a conocer una vez que se armaron los guamazos en la Frikiplaza. Todos pensaban que eran parte de un show de cosplay pero no, y desde ese día van por la vida como si nada. Se mueven por los túneles del Metro, andan a patín y hace poco se hicieron de una combi, la tortumóvil, que disfrazaron como foodtruck de tortas.

En vez de oír rap, escucharían rock urbano del bueno, como Charlie Monttana, El Haragán y Cía, Tex Tex y Banda Bostik, que hablan del día a día en esta Ciudad. Claro que no le harían el feo a rolotas de La Maldita Vecindad, Café Tacvba o Botellita de Jeréz; pero La Esfinge de plano no serían lo suyo.

Es más, como son cuatro, no hacen beat box, tienen su propia banda y, a estas alturas, sería bueno decir que son reconocidas como Las Tortugas Banda y usan sus instrumentos como armas.

Otra de sus diferencias principales sería el desquite: aunque hay buenas pizzas en el defeño se volverían locos con la gran variedad de tacuches que hay en la capital, especialmente los de pastor, pero tampoco perdonan los de nana, buche, suadero, barbacha, maciza. Eso sí, también le entran a las gorditas y las tortas de tamal, pero no hay tos, hacen ejercicio para mantenerse en forma.

Para acompañar (maridar no está en su vocabulario), se echarían un tepache o un atole o un Mundet rojo, según la ocasión, y como la chela es parte de cualquier toquín, su grito de guerra sería: ¡Caguamonga!.

No habría un Destructor. Sus enemigos serían las ratas, pero a las que les canta Paquita: las de dos patas (sin ofender a Splinter). Sembrarían el terror entre los policías y gobernantes corruptos y otras alimañas de la capital. Ellas le entran derecho a los trancazos, en el DF no hay tiempo de andar dando piruetas por los aires y hacer poses.

Y a continuación va el perfil de cada una:

Nombre: Diego.
Personalidad: Líder del cuarteto
Instrumento/arma: Armónica. Es el que canta, con su voz no tan afinada y algo rasposa, las crónicas de la ciudad. Su instrumento es un clásico del rock urbano que parece inofensiva, pero con el que te aturde para después atacar.
Aliados: Cualquier poli derecho.

Nombre: David o “el Deivid”.
Personalidad:
Rebelde, va a las marchas de toda causa que valga la pena
Instrumento/arma: Batería, su personalidad ruda la hizo apta para soltar baquetazos y patadas machinas.
Aliados: Los rebeldes (con causa).

Nombre: José Clemente o Pepe.
Personalidad:
 Es el chistosito de la banda y también es un tragón; dicen que una vez casi rompe el récord de “El tragadero”.
Instrumento/arma: Guitarra. Hace buenos solos pero si te pasas de lanza te la estrella en la cabeza.
Aliados: Los taqueros.

Nombre: Rufino*.
Personalidad:
  El cerebrito del grupo, le gusta la literatura de la Onda y los Beatnik.
Instrumento/arma: Bajo. Un instrumento que le da potencia al grupo y que tiene bastante fuerza tanto en el escenario como en las peleas.
Aliados: Los intelectuales de izquierda.

Da clic sobre la imagen para verla en grande. 

77715Las Tortugas Banda
Las Tortugas Banda (José Miguel Martínez (Mike Montoya))

[Conoce a Cáfretron, Metróptimus Prime y Taxiborg, la version chilanga de los Transformers]

*Por los cuatro grandes muralistas mexicanos: Rivera, Siqueiros, Orozco y Tamayo.