¿Cómo será el Superman de Zack Snyder?

Cinescrúpulos

La cinta es esperada sobre todo por cierto público gringo, para el que Superman sigue siendo un héroe válido -inventado ex profeso para representar el poderío del naciente imperio estadounidense antes de la guerra–, aunque en México no haya ojos para otro que no sea Batman.

Aunque en México no haya ojos para otro que no sea Batman.

Es difícil no identificarse con el Caballero Oscuro pues por un lado tiene el superpoder que todos quieren (es millonario) aún sin ser invencible.  En cambio, Superman es odioso: los disparos se le rebotan, Lois Lane no le pone un ‘pero’ y no es como si la kriptonita la vendieran en el Oxxo. Un payasete, diría yo. 

La buena noticia es que Christoper Nolan, el director que ha hecho tan buen trabajo recopilando las mejores historias de novelas gráficas que revolucionaron a Batman en los 80, está también involucrado en la producción del nuevo Superman.

Nolan cuidará seguramente de la gran joya de la corona de la productora Warner, junto a Zack Snyder que suele tener buen gusto para las adaptaciones cinematográficas de cómics. Ya lo vimos en 300 y aunque a mí me cueste mucho reconocerlo, también tuvo un trabajo logrado en The Watchmen. (Que yo considere que la obra no tenía nada que hacer en una sala de cine es otro asunto).

Resta ver qué libertad de acción les permitirá Warner, la productora que tardó 17 años en confiar el Supermancito a director alguno.

Hasta ayer, Warner sólo había apestado las posibilidades de producción desde que compró los derechos en 1993.

De Superman se deslindó hace tiempo Guillermo del Toro, que dirige ahora mismo At the mountains of madness, basada en cuentos de H.P. Lovecraft, pues lo menos que necesitaba era otro enredo después de la decepción con The Hobbit.

Perdimos también la posibilidad de ver un Superman por Oliver Stone, que hubiera sido extrañísimo; y recientemente Ben Affleck afirmó que no prestaría su enorme mandíbula a este personaje de cómic. También espantaron a Tim Burton (Alice in Wonderland, 2010) y hasta a Robert Rodríguez (Machete, 2010) conocido por tomar proyectos que nadie quiere.

El viernes pasado incluso se había especulado con la dirección de Darren Aronofsky, quien elevó su prestigio con la espléndida The Wrestler en 2008 y aumentó sus bonos indies al dirigir a una viciosa Natalie Portman en la película The Black Swan (2010), estrenada el mes pasado en el Festival de Venecia.

Es una pena que ya no esté Aronofsky pues hubiera podido jalar a Portman para una bellísima Lois Lane, lo que le daría un valor agregado a este personaje al que suele prestarse tan poca atención. Por una vez, Lois podría ser una mujer menos boba y sumisa.  

Es muy probable que Superman esté lista para 2013, justo después de la esperada 3ª parte de Batman, en la que Christopher Nolan ya está confirmado como director.

Quizás hasta ese entonces podremos ver de qué cuero salen más correas cinematográficas.  

 

Para ver antes de ‘la venida’ de Superman:

The Wrestler, Darren Aronofsky (2008).

The Dark Knight, Christopher Nolan (2008).

Superman , Richard Donner (1978) Con Christopher Reeve, Marlon Brando y un enorme Gene Hackman.