Cocodrilo

Lake Placid

¿Te acuerdas de la leyenda urbana en que
se decía que había cocodrilos gigantes en el drenaje de Nueva York?,
bueno pues en esta película no hay alcantarillas, pero sí un lago cerca
de Canadá. Otra vez, los habitats naturales de los animales se los pasan
por donde quieren.

Lo jocoso:
Cuando el enorme cocodrilo se come a un oso grizzly que estaba a punto de atacar a los protagonistas

Lo ridículo:

La escena de la vaca como alimento reptilano. ¿Saben cuántas hamburguesas pudieron salir de ese animal

Cómo lo matas:
Con un lanzagranadas