Chick flicks que nos encantan

Pretty Woman

Sleepless in Seattle

Clásica. Meg Ryan y Tom Hanks se encuentran en el idílico Nueva York. Un recién viudo le causa ternura a media población femenina mientras habla con una "psicóloga" metiche por la radio Una de las escuchas, Meg Ryan, se propone encontrar al sensible de Tom Hanks no importando que ella esté comprometida, para que al final resulte que… sip, son el uno para el otro.

Es EL chick flick de los noventa con los actores más consentidos de Hollywood a finales del siglo pasado. Que levante la mano el que no la haya visto por lo menos un par de veces, y sí, siempre sentiremos lástima por el personaje de Bill Pullman.

%u2028%u2028

13 Going 30

Bajo la premisa de “Big” de Tom Hanks, el chico joven que quiere ser grande o del sub-subgénero “Viceversa” en que el hijo/a intercambian papeles con el padre/madre. “13 going 30” plantea la idea de una Jennifer Garner de 13 años que por pedir un deseo se crece hasta los 30 de la noche a la mañana. El reencuentro de la niña interna de todas las treintañeras y su fascinación con la coreografía de Thriller.

http://www.youtube.com/watch?v=y06v_1D-58c

French Kiss

Meg Ryan es la novia de un tipo que la deja por una chica francesa. Ella hará lo posible por recuperarlo con la ayuda de un tercero (Kevin Kline). Al final el novio se dará cuenta de lo perdido, pero ella tendrá que decidir entre regresar o entregarse a un nuevo amor. Todo un cliché del género. La película es parte de la serie Meg Ryan, la novia de Norteamérica. ¿Logrará ver la Torre Eiffel antes de que termine la película?

http://www.youtube.com/watch?v=TF9xsk3tmoA

Besando a Jessica Stein

Nada de sueño masculino, aquí puro estrógeno. Jessica Stein por más que busca no encuentra al judío perfecto para casarse, así que decide expandir sus posibilidades hacia la otra mitad de la población.

Entrando a los dos miles, esta refrescante comedia nos dice, "¡Hey! Sobrevivimos el Y2K, no nos limitemos y a celebrar". Fino humor que se aleja de los convencionalismos sexuales y se acerca a la comprensión y amor por la persona sin importar su género. Así o más cursi. ¿A poco Jennifer Westfeldt, Jessica, no le da un aire a Phoebe Buffay? Y no me digas que no te fijaste en la nariz de Heather Juergensen.

Pretty Woman

La historia de la chica sin dinero ni futuro rescatada por un príncipe azul, que a su vez necesitaba a alguien que le enseñara que tenerlo todo no implica necesariamente ser feliz. Ella terminará dándole sentido a su vida. ¿Cómo olvidar a la prostituta, el millonario y un regalo que finge morderla? Un clásico.

http://www.youtube.com/watch?v=-r8N6I4ENL4