Bryan Singer

Por aquí anda el play

Éste es un acomplejado director neoyorkino (lo primero ha de ser consecuencia de lo segundo) bastante popular en el mundo de la ciencia ficción.

Singer dirigió X-men y X-men 2 en 2000 y 2003 con muy buenos resultados, pues siendo judío y homosexual, asegura que ser parte de una minoría le ayudó a desarrollar la trama de la película de mutantes.

Después se lanzó hacia el éxito televisivo con el programa House, del que es productor ejecutivo, y en 2006 tomó en sus manos el proyecto de Superman regresa, del que no salió tan triunfante como de sus demás trabajos.

Singer da una condición social bastante pesada a sus historias, pues reinterpreta X-men, por ejemplo, a partir de conceptos de separación y odio a lo desconocido con bases en eventos históricos como el Holocausto nazi o el Apartheid en Sudáfrica.

Tiene una productora de nombre Bad Hat Harry Productions en honor a un diálogo de su película favorita Tiburón (1975) de Steven Spielberg. Estuvo presente como productor en X-men: primera generación, dejando la dirección a Matthew Vaughn.