‘Birdman’: filme experimental sobre la identidad y el ego

González Iñárritu, en el FICM

Alejandro González Iñárritu está en el Festival Internacional de Cine de Morelia porque es el invitado de honor y porque ahí quería presentar, en México, su más reciente filme. Se trata de Birdman, de la que dijo es una película personal y experimental que explora la naturaleza de la identidad humana y el ego que todos poseemos.

Escrita y dirigida por “El Negro”, como también se le conoce a este destacado cineasta, Birdman es protagonizada por Michael Keaton, Emma Stone y Edward Norton y además del FICM, también se estrena este viernes de manera simultánea en Estados Unidos.

80547Gonzalez
Gonzalez

“La película aborda un tema complejo que tiene que ver con la validación y aceptación de los demás, sobre todo ahora en la era de las redes sociales, creo que hay una enfermedad de la popularidad, el protagonista carga con una crisis de identidad”, dijo en conferencia de prensa.

Es un trabajo muy personal “porque tiene que ver con el ego que todos poseemos, una voz insaciable y hasta cierto punto peligrosa, que lo mismo te dice que lo que haces está bien y después te dice que es un asco”, agregó.

Para González Iñárritu, la taquilla o las críticas hacia sus obras no es lo fundamental: “creo que lo importante es ser honesto con lo que hacemos”, aseguró.

Sobre la presencia de Michael Keaton para ser el protagonista (Riggan Thomson), “El Negro” reveló que desde que hizo el guión con Nicolás Giacobone, Alexander Dinelaris y Armando Bo, el actor que diera vida a Batman en 1989 y 1992, siempre fue su primera apuesta.

“Tuve mucha suerte de que Keaton haya aceptado porque quedaba perfecto para la historia que quería contar, descubrí que tiene un autoestima tan grande que le permitió hacer esta película, y también descubrí su capacidad para que un personaje transite de lo tonto a la comedia, el humor y el enojo, de manera casi imperceptible”, explicó.

80545Gonzalez
Gonzalez (Notimex)

También dijo que Birdman tiene una compleja labor técnica al utilizar planos secuencia casi totalmente y por el soundtrack.

“Quería que la audiencia viajara con el personaje principal acompañado de la música, me tomó tres meses alcanzar la mezcla adecuada, aprendí mucho, técnicamente tuvimos que ser muy meticulosos, definitivamente la música tuvo una concepción muy excitante y arriesgada”, dijo.

Sobre el trabajo en la cámara del también mexicano, Emmanuel Lubezki, el directo no tuvo más que elogios para el “El Chivo”, quien incluso este año se llevó el Oscar a mejor fotografía por Gravity.

“Es un genio, lo conozco desde hace 20 años y habíamos trabajado en comerciales, creo que es el mejor de toda nuestra generación, por eso consideré que en esta película su colaboración era esencial”, concluyó González Iñárritu.

También checa:

– Muñecos diabólicos en el cine
– Cine francés hiperviolento
– Cine independiente de terror