Bienvenidos
al año del flashback.

En esta
ocasión, parece que tomamos un DeLorean a los ochenta y nos sumergimos en la
Guerra Fría otra vez. Sí, Estados Unidos vs Rusia, versión 2.0, pero a
diferencia de los Seagals, Van Dammes, Norris, Bronsons etc… aquí el plus es
que no son hombres sudorosos los que planean destruir/salvar el mundo, sino
Angelina Jolie con sus pómulos definidos, sus ojos felinos y un cuerpo creado para
hacernos suspirar mientras nos parte la cara.

Salt es un
thriller-drama-cinta de acción política que se puede describir burdamente como "la
versión  femenina de  Bourne"
, con sus similitudes sobre cambio de
identidad, conspiración y hasta técnicas de rodaje y edición (eso sí, Salt en
una calidad muy inferior); incluso una persecución en autos, remite
directamente al Ultimátum. Al igual que el personaje e Matt Damon, Angelina
Jolie es una agente acusada de ser una espía rusa infiltrada en los Estados
Unidos para asesinar al presidente -de Rusia-. Este hecho provocaría una
inevitable Tercera Guerra Mundial.

Cómo… por
qué… de qué hablan. Sí, esa será tu primera respuesta, ya que de antemano sabes
que esa tensión entre los EUA y la URSS Rusia pasó a mejor vida. Pero la película
de Noyce nos brinda una premisa bastante creíble que no sólo da un poco miedo,
también le da un toque de nostalgia al film. No diré más para evitar spoilers.

Si este último
punto suena confuso, no te preocupes, así es toda la película: Salt es o no
mala, es o no rusa… poco a poco lo irás descubriendo, junto a pistas que va
dejando el director, quien peca de pintar a sus personajes como caricaturas con
muchos giros de tuerca, clichés y cambios de bando. Sin embargo, la película
cumple su objetivo: mostrar una película entretenida/dominguera con un
personaje femenino que merece (o no) una secuela.

País: EUA
Reparto: Angelina Jolie,Liev Schreiber,Chiwetel Ejiofor
Director: Phillip Noyce
Género: Acción;Suspenso
Nombre Original: Salt
Año: 2010
Estreno: 2010-08-06
Duración:
  Sitio Web