5 películas “indies” indispensables

Después de lo ocurrido con ¿Y tú cuánto cuestas? te decimos qué películas independientes debes ver.

 

¿Y, tú cuánto cuestas? tuvo un costo de 100 mil dólares para su realización y en un fin de semana ha obtenido 600,578.00 pesos con sólo 17 copias y 12,885 asistentes.

En el cine hay contados casos similares. Películas experimentales, proyectos personales que se convierten en éxitos momentáneos, algunos, los menos, se vuelven clásicos. Por ejemplo El proyecto de la bruja de Blair (1999), realizada por Daniel Myrick y
Eduardo Sánchez costó 22 mil dólares para después ganar 240 millones de billetes verdes, lo que corresponde a: por cada dólar invertido por estos dos cineastas ellos recuperaron 10 mil.

Por esto, nosotros te nombramos cinco  películas independientes que lograron éxito en taquilla, recuperando sin problemas su inversión inicial. Algunos de ellos son clásicos, otros óperas primas de grandes cineastas. Échale un ojo a este Top 5.

 

  1. La noche de los muertos vivientes (1968) de George A. Romero
    El ejemplo más claro de un trabajo independiente. Una historia de zombies, donde la sangre es simplemente jarabe de chocolate. Sólo tenían un presupuesto inicial de 300 dólares.

  2. Halloween (1978) de John Carpenter
    Una película con un presupuesto de 300 mil dólares sobre un asesino en serie. La primera en su género con tanto éxito. John Carpenter se encargó no sólo de dirigirla también creó la tonadita que se repite una y otra vez y que todo el mundo recuerda. La máscara de Michael Myers es la del Capitán Dirk, pues no había presupuesto para hacer una.

  3. El Mariachi (1992) de Robert Rodríguez
    Con un presupuesto inicial de 7 mil dólares, Rodríguez creó la historia de un vengador con atuendo de mariachi. La mayoría de las armas utilizadas fueron tan sólo pistolitas de agua.

  4. Bad Taste (1987) de Peter Jackson
    No todo ha sido grandes producciones para el director del Señor de los Anillos. Su ópera prima fue realizada durante los fines de semana que tenía libres, con guiones que escribía durante la semana. Una película del género gore sobre aliens hambrientos inauguró la carrera de este gran cineasta.

  5. The Blair Witch Project (1999) de Daniel Myrick & Eduardo Sánchez.
    Una simulación de documental, en el que se edita el trabajo encontrado de tres supuestos estudiantes que intentaban descifrar el misterio de una bruja en un pueblo llamado Blair.