5 Imperdibles de Buñuel

Para recordar a este gran cineasta

Getty Images

El 29 de julio de 1983, Luis Buñuel abandonó este mundo surreal, al que sólo quería regresar una vez cada 10 años para comprar la prensa y volverla a leer bajo tierra. ¿Qué pensaría el cineasta de leer las noticias actuales?

A más de tres décadas del fallecimiento de Buñuel, les proponemos volver a ver algunas de sus clásicas películas, si nunca se han acercado al cine surrealista de este español, será una oportunidad magnífica para hacerlo.

1. Los Olvidados (1950)

Nada más clásico que ver o volver a ver una de las obras cumbres de Buñuel. Para esta película, el cineasta investiga a fondo las condiciones de vida y el ambiente de los barrios marginados de la Ciudad de México. Recupera el habla de estas zonas populares y además hace que las actuaciones de los protagonistas parezcan más de documental por realistas que de ficción. La historia del “Jaibo”, un adolescente que escapó de una cárcel juvenil para matar a Julián, quien supuestamente lo delató. Una sombría historia marginal sobre la capital mexicana de mitad de siglo XX.

2. Susana, Carne y Demonio (1950)

Susana escapa del reformatorio donde ha estado encerrada por quince años y llega la hacienda de don Guadalupe. Allí, la joven seducirá a todos los hombres del rumbo, incluyendo al joven Alberto, hijo de don Guadalupe, al caporal Jesús y al propio hacendado. La filmación de esta película duró tan solo 20 días, llena de erotismo y melodrama, fue un éxito, sobre todo en Europa cuando se estrenó.
http://www.youtube.com/watch?v=Pjmx0D4967w

[Lee siete historias de Buñuel en el DF]

3. Él (1953)

“Quizá es la película donde más he puesto yo. Hay algo de mí en el protagonista.” Buñuel habla así de Él, uno de sus filmes favoritos y uno de los mejores de su etapa mexicana. Francisco Galván de Montemayor, un hombre adinerado, conservador y religioso, asiste, cada Jueves Santo, al lavatorio de pies. Al ver los sensuales pies de una joven, queda prendado de su belleza.Francisco averigua que esa mujer se llama Gloria y va a contraer matrimonio con un viejo amigo suyo. Tras invitarlos a una fiesta en su mansión, conquista a la muchacha y se casa con ella. A partir de la misma noche de bodas, los celos lo transforman en un ser obsesivo y paranoico, que sólo ve el asesinato y la mutilación como una solución a su locura.

4. Una Mujer Sin Amor (1951)

Una travesura infantil de su hijo Carlitos provoca que Rosario, una joven casada con un hombre mayor, conozca a Julio, un ingeniero por el cual se siente atraída de inmediato. Convertidos en amantes, Rosario planea huir con Julio pero la enfermedad de su esposo se lo impide. Al recuperarse su marido, Rosario tiene otro hijo, Miguel, quien se convertirá en médico como su padre y en eterno rival de su hermano.
http://www.youtube.com/watch?v=MTvichPjqsk

5. Subida al Cielo (1951)

En un poblado costeño, el joven Oliverio debe interrumpir su viaje de bodas porque su madre, doña Ester, está moribunda. La madre pide a Oliverio que vaya a Petatlán a buscar al licenciado Figueroa, para que redacte su testamento. Oliverio emprende el viaje en un destartalado autobús, conducido por el chofer Silvestre. En el trayecto, el joven tendrá que sortear toda suerte de imprevistos y el asedio de Raquel, una sensual y coqueta mujer empeñada en hacer el amor con Oliverio. Es una de las películas vitales y más libres del cineasta. Como cosa curiosa, esta película resultó así debido a una cadena de accidentes que hicieron de esta cinta uno de los proyectos más descontrolados de Buñuel. Basada en la experiencia de dos de sus amigos, una pareja, que hizo un viaje “surrealista” por las costas de Guerrero, digno de ser llevado al cine.