3 razones por las que Mad Max fue la mejor peli de 2015

Por esto 'Fury Road' se ha ganado un lugar en la historia del cine

Facebook oficial Mad Max

En el 2015 la industria fílmica hollywoodense vio en sus dos películas más aclamadas y probablemente influyentes del año una nueva dirección en la realización de su cine comercial. La intención de crear más sensaciones con menor contenido escrito se aprecian tanto en The Revenant de Iñárritu como Mad Max: Fury Road de George Miller.

Los comentarios negativos que obtuvieron ambos filmes se vieron centrados en su supuesta falta de guión, cosa realmente cuestionable si nos ponemos a analizar la gran cantidad de información que nos dan las películas en cada uno de sus cuadros. Aunque es cierto que la belleza de ambas películas radica principalmente en las tomas espectaculares y contemplativas, las escenas que derrochan adrenalina y un trabajo técnico impecable.

Tanto Revenant como Mad Max comparten muchas características, pero a fin de cuentas en recepción tanto crítica como comercial, la cinta de Miller ha ganado la etiqueta de mejor película del año. Y no es algo que digamos nosotros: lo indica la Federación Internacional de Prensa Cinematográfica (Fipresci), el sitio web que recopila críticas Rotten Tomatoes y más de una veintena de listas publicadas por entre otros The New York Times, Forbes, Buzzfeed y Vogue.

Sin embargo, ¿qué hace de Mad Max una película tan sobresaliente?

 

1)  Sorprendió gracias al diseño de producción

Las anteriores películas de Mad Max, la trilogía original también escrita y dirigida por George Miller, mostraban un mundo post-apocalíptico bastante distinto al que se presentó en Fury Road y por lo mismo el imaginario menos abundante necesitó de un trabajo de producción mucho más modesto. No había grandes y diferentes tipos de monstruos empapados en maquillaje, ni automóviles diseñados especialmente para cada personaje. Según el mismo Miller, ha llevado trabajando en el diseño de producción más de 30 años. Para diseñar lo que cada una de las tribus mostradas en el metraje presentan, se escribieron más de 500 páginas sobre la historia y costumbres de cada una de estas.

El resultado tan rico, complejo y diferente entre sí vale cada uno de esos años.

 

2)  Es un triunfo para la cinematografía

Como ya habíamos mencionado el tipo de narración tan complicada pero efectiva de Mad Max: Fury Road hace de la película una verdadera obra de arte. Cualquier estudiante de cine sabe que lo más importante en una película son las imágenes y lo que éstas transmiten, los diálogos siempre serán un residuo si tienes la capacidad de contar una historia de forma completamente cinemática. Mad Max: Fury Road es cine puro hecho para pensarse a través de las imágenes, de los sonidos, de lo que representa cada cuadro y de lo que comunica cada prop por más pequeño que sea.

Además el montaje, creado por Margaret Sixel en más de un año de trabajo, presenta un ritmo vertiginoso que nunca llega a tranquilizarse realmente. Por más de dos horas estamos sumidos en la acción.

 

3)  ¿CGI? Queremos realidad

El uso de CGI dentro de Mad Max: Fury Road es mínimo, solamente se ha utilizado en las escenas de multitudes y en la de los huracanes. Lo demás: las peleas sobre automóviles en movimiento, los personajes desfigurados, los motociclistas haciendo piruetas extraordinarias, etc… son cosas que realmente se hicieron frente a la cámara. Los críticos han llamado a Miller un genio por hacer funcionar esto. Tantas personas, tantos elementos en movimiento, tantas cámaras necesarias y nada salió mal. 

¿Tú qué opinas, crees que ‘Mad Max: Fury Road’ dejará su huella en la historia del cine?

También lee:  

Confesiones de una mesera de Sanborns

Nombres correctos de cosas cotidianas

Palabras de origen prehispánico