2- WALL-E y EVA:

 

El amor, el amor, el amor. Estos dos robots son la epítome de la ternura galáctica. Separados de por si son tiernos e inolvidables, pero si los juntan son como papás y hamburguesas, como Jordan y Pippen. WALL-E es un romántico empedernido (o tal vez tanto tiempo solo le generó un sentimiento “stalker”), mientras que EVA es un “mujer” dificil que sólo se concentra en su trabajo. Sí, es todoa una comedia romántica que nos robó el corazón.