13 – Quédate con la duda

Ay nanita

Checa lo nuevo de restaurantes para tu comida de hoy.

Siendo más claros
No preguntes «¿Quién está ahí?»

¿Cómo le harías?
De verdad, qué esperas que te respondan «Pues soy yo joven, el maniático con el gancho en lugar de mano, disculpe las molestias que vengo a ocasionarle, pero ya sabe cómo está la vida y pues, no es por ser grosero, pero me gustaría clavarle mi cuchillo arriba de su ombligo.»

Y si la riegas:
En serio, esta pregunta es tan estúpida como las clásicas de «¿Te cortaste el cabello?» «¿Dónde lo perdiste?» «¿Estás segura que no te ha bajado?»

***** Pero el más importante: no sigas al pie de la letra estos tips, generalmente el “sabelotodo” es el primero en morir.******