10 lecciones de Bruce Lee

Aplica su filosofía en tu vida

Getty Images

Bruce Lee nació el 27 de noviembre de 1940 y falleció el 20 de julio de 1973. Fue una de las grandes figuras de las artes marciales y del cine, pero también una persona llena de sabiduría. Hoy lo recordamos con estas 10 lecciones para aplicar en tu vida desde ya.

“Saber no basta, debemos aplicarlo. Estar dispuesto no basta, tenemos que hacerlo”: ¿Cuál es el punto de dejar algo a medias? La teoría y no sirve de nada sin la práctica, tener la intención de hacer algo tampoco sirve de nada si no lo concretas.
(Knowing is not enough, we must apply. Willing is not enough, we must do)

“Absorbe lo que es útil, descarta lo que no lo es, agrega lo que es único de ti”: El conocimiento no consiste en llenarte (física o mentalmente) de datos, debes asimilar lo que te sirve, identificar lo que no y apropiarte de ello.
(Absorb what is useful, discard what is not, add what is uniquely your own)

“La simplicidad es el último paso del arte”: Sólo quienes dominan un arte son capaces de demostrarlo mediante la sencillez.
(Simplicity is the last step of art)

[También lee: 10 lecciones de Yoda, uno de los grandes maestros del universo]

“Si siempre le pones límites a lo que haces, física o de cualquier manera, esto se extenderá en toda tu vida. Se extenderá a tu trabajo, en tu mortalidad, en todo tu ser. No hay límites. Hay mesetas, pero no debes permanecer allí, siempre debes ir más allá. Si eso te mata, te mata”: O en otras palabras, ¿para qué te pones trabas tú solito?
(If you always put limits on what you can do, physical or anything else, it’ll spread over into the rest of your life. It’ll spread over into your work, into your mortality, into your entire being. There are no limits. There are plateaus, but you must not stay there, you must go beyond them. If it kills you, it kills you)

“Un maestro nunca entrega la verdad, es un guía, señala hacia la verdad que cada alumno debe encontrar por su cuenta.Un buen maestro sólo es un catalizador”: No les des todo peladito y a la boca, qué les cueste.
(A teacher is never a giver of truth – he is a guide, a pointer to the truth that each student must find for himself. A good teacher is merely a catalyst)

“La llave a la inmortalidad es primero haber vivido una vida digna de recordarse”: Hay algo de Yolo en eso, pero no el Yolo superficial de ‘pues hoy rompo la dieta y me como una hamburgeusa’, sino de momentos y experiencias significativas.
(The key to immortality is first living a life worth remembering)

[También lee: Lecciones de vida de Snoopy, nuestro beagle favorito]

“No le temo al hombre que practica 10,000 patadas, sino al que practica 10,000 veces una patada”: No apantalla saberlo todo, porque además de imposible no se conoce bien, a diferencia de dominar plenamente una cosa concreta. Lo que también se traduce en “Constancia”.
(I fear not the man who has practiced 10,000 kicks once, but I fear the man who has practiced one kick 10,000 times)

“Una meta no siempre está destinada a ser alcanzada; a menudo sirve simplemente como algo a qué apuntar”: Sí, a veces nos proponemos metas inalcanzables y nos frustramos por no cumplirlas, pero el sólo hecho de intentarlo es valioso en sí mismo.
(A goal is not always meant to be reached; it often serves simply as something to aim at)

“No estoy en este mundo para vivir bajo tus expectativas, y tu no estás en este mundo para vivir bajo las mías”: Tan fácil como decir que te valga lo que piensen de ti, al final tú eres como eres y nadie se debería engañar esperando algo diferente de ti.
(I’m not in this world to live up to your expectations and you’re not in this world to live up to mine)

“Vacía tu mente, no tengas forma ni figura, como el agua. Cuando el agua se vierte en una copa, se convierte en la copa. Cuando se vierte en una tetera, se convierte en ella. El agua puede fluir o puede golpear. Sé agua, mi amigo”: No eres de una determinada forma, puedes adaptarte según el contexto.
(Empty your mind. Be formless and shapeless like water. When water is poured into a cup, it becomes the cup. When water is poured into a teapot, it becomes the teapot. Water can flow or it can crash. Be water, my friend)

[También lee: Lecciones de Kevin Arnold]

¿Qué otra lección de este ídolo conoces?