1.- Argo (Ben Affleck)

Con estas hay para toda la banda

Una inquietante historia en la que el director logra retratar con exactitud los sucesos alrededor del ataque iraní a la embajada americana ubicada en Teherán, durante 1979.

La cinta aborda con descaro el dramatismo del hecho real del que parte para contar como un agente de la CIA consigue, al simular el rodaje de una película de ciencia ficción, el rescate de seis ciudadanos norteamericanos.

Ben Affleck aborda las posibilidades narrativas que su hollywoodezca cabeza le permite, desde el drama más evidente hasta el thriller. La película funciona al mismo tiempo como propuesta de corte artístico y singular entretenimiento para todo tipo de público.

Sí, Affleck es un gran director.