Queer Eye: por qué este remake está fascinando a todos

Platicamos con Antoni sobre el título, que ya tiene un lugar en nuestro <3

Queer Eye

El año pasado Netflix estrenó la primera temporada de Queer Eye, un remake completamente renovado de la famosa serie Queer Eye for the Straight Guy, popular en 2003. La idea es que cinco hombres gay ayuden a uno heterosexual a mejorar su vida en todos los aspectos. La nueva versión se ha ganado el corazón de muchos televidentes, tanto por la producción como por la personalidad de los protagonistas y las buenas historias que cuenta. 

En esta ocasión el trabajo recae en Tan France (estilo), Karamo Brown (cultura), Bobby Berk (diseño de interiores), Jonathan Van Ness (cuidado personal) y Antoni Porowski (comida), quienes han conquistado a la audiencia. La plataforma de streaming liberó la segunda temporada y el show recibió cuatro nominaciones al Emmy: Mejor casting, Mejor fotografía, Mejor edición y Mejor programa. Platicamos con Antoni sobre el título, que ya tiene un lugar en nuestro <3.

Chilango: ¿Cómo fue que te involucraste con esta nueva versión de Queer Eye?

Antoni Porowski: Fue un proceso de casting largo. Ted Allen, quien hacía la parte de comida y vino en el programa original, me recomendó y se inició el proceso de pruebas, que incluyó una prueba de química. Nos volaron a todos a Los Ángeles para conocer a otros potenciales miembros del elenco y descubrir quiénes eran las personas adecuadas para el show. Así obtuve el trabajo.

¿Me puedes contar un poco de tu historia con la comida? ¿Cómo nació este amor por la comida?

Es algo que siempre ha sido parte de mi vida, creo que es parte de la vida de todas las personas. Siempre ha sido una constante para mí. He tenido muchos trabajos en muchas áreas: salí de la carrera y comencé a actuar, después trabajé como director de arte, pero la comida fue la única cosa que siempre estuvo ahí. Trabajé en restaurantes por 10 años como mesero, gerente y sommelier, hasta que se convirtió en una profesión cuando trabajé con Ted Allen desarrollando recetas. Además, es la manera en la que le demuestro amor a la gente que quiero.

¿Qué es lo que hace que tu relación con los otros cuatro chicos funcione tan bien?

Hay muchas razones, unas que se acentúan más que otras. Estamos muy conectados porque todos estamos experimentando esta parte tan importante de nuestras vidas juntos. Todos vemos la emoción que el show ha provocado y compartimos ese lazo. Todos lo entendemos y esa es una posición muy especial y única que compartimos.

Pero la verdad es que desde que hicimos las pruebas de química hubo una electricidad que nos hizo conectar. Todos somos muy diferentes y hay muchas cosas que no compartimos y en las que no estamos de acuerdo dentro de política y otros aspectos sociales, pero al final terminamos estando en la misma página.

También checa: My goodness! Habrá película de Downton Abbey con el reparto original

¿Por qué crees que Queer Eye ha sido tan exitoso?

Creo que la razón principal es que te sientes bien después de verlo. En mi opinión, la mayoría de la televisión sin guion no tienen una connotación positiva, pocas veces trata sobre ser amables los unos con los otros. En cambio Queer Eye es solo mostrar amabilidad y amor. Creo que a la gente le conmueve cuando un humano ayuda otro, particularmente si es un extraño. Mostrarle amor incondicional y no juzgarlo, a pesar de, por ejemplo, sus preferencias políticas. Creo que todos nos podemos relacionar con eso, sin importar si vienes de un régimen totalitario o de una democracia liberal.

¿Hay alguna otra historia que resonó particularmente contigo?

La historia de Tammy en la segunda temporada, que creo que resultó ser un gran inicio. Es lo que me gustaría ver si tenemos la fortuna de contar con más temporadas. Es alguien que le mostró amor incondicional a su hijo. Y todos hemos tenido relaciones problemáticas con amigos, amantes, maestros, padres… todos aquellos que nos rodean en la vida. Pero este episodio muestra que las relaciones pueden cambiar para bien. Ella no tuvo una buena relación con su hijo por mucho tiempo, porque tuvo problemas con su sexualidad, pero decidió verlo con otra perspectiva. Esto da esperanza para cualquier tipo de situación difícil que las personas estén afrontando.

En esta versión de Queer Eye hay más diversidad en cuanto a la gente que ayudan. ¿Te gusta más así? ¿Por qué crees que esto cambió?

¡Absolutamente! Creo que de esta manera podemos conocer muchas más historias. El mayor problema del mundo, en mi opinión, es la falta de diversidad. Cuando falta diversidad no podemos aprender y no podemos tener una mente abierta para aceptar y apreciar otras maneras de vivir y otras formas de pensar. Abriendo la puerta a otros géneros, identidades sexuales o culturas, nos damos cuenta de que no importa de dónde eres. Todos sabemos lo que es sentirse mal, el querer hacer las cosas mejor y hacer a alguien feliz.

Hablando un poco de rol que tienes en el show, me gustaría saber cómo eliges las rectas que le enseñas a la gente.

Típicamente intento descubrir cómo la comida puede jugar un rol. Por ejemplo, si es alguien soltero trato de descubrir cómo enseñarle algo que pueda preparar en una cita, o algo que se pueda hacer entre semana. Cocinar para uno es algo deprimente para muchas personas, pero no tiene por qué serlo. Para otras personas se trata de aprender a cocinar para la familia y demostrar que estás presente. De ahí, trato de descubrir cuáles son sus intereses.

También es importante decir que se filman 3 o 4 recetas, dependiendo del episodio, y solo una se queda. Por ejemplo, en el primer episodio Tom estaba obsesionado con la comida Tex-Mex, comía un burrito y tomaba una seudo margarita todos los días. También tiene lupus, por lo que hice una salsa que no tuviera ajo ni tomate, porque eso inflama. Usé frijoles negros, maíz tostado, cilantro y jícama, la cual nunca había probado y a mí me encanta. También tenía un asador que nunca había usado y le enseñe cómo comprar un buen filete de carne y cómo marinarlo con orégano. Y para terminar me di cuenta de que comía guacamole todos los días y nunca había visto el interior de un aguacate. Abrí uno y estaba en shock; así que el guacamole era un extra, algo rápido para enseñarle. Al final, eso fue lo que llegó al episodio, porque para él fue algo impresionante.

Y ahora eres famoso por ese mismo guacamole…

¡Ya sé! Pero, ¿sabes qué? Es un gran platillo que los estadounidenses aman y es una de las herencias culinarias que han salido de México. Así que, ¿por qué no? Deberían darme un contrato con el turismo de México.

También te recomendamos: Desobediencia, un retrato profundo de la libertad en el amor