PLECTRUMELECTRUM

Disco: PLECTRUMELECTRUM
Artista: Prince & 3rdEyeGirl
Género: Rock
Origen: Estados Unidos
Formato: CD, digital download
Disquera: NPG Racords / Warner Bros.
Año:

Por: Omar Morales @OmarInMorales

O la mayoría de los críticos musicales que suelo leer enloquecieron o mi afinidad por el funk-rock me ha mareado el juicio, pero pocas veces me he sentido tan a disgusto con algunas de sus opiniones. Por ejemplo, en Pitchfork afirman sin empacho que PLECTRUMELECTRUM “simplemente replica los sonidos y la política del indigesto pasado del rock’n roll…” Rudeza innecesaria.

Prince es un genio del pop en el sentido más amplio del concepto (eso creo que nadie lo discute) y sus dos nuevos discos han provocado tanta admiración como escozor. El 30 de septiembre lanzó a la venta de forma simultánea dos obras cuyas formas musicales poco tienen que ver entre sí: Art Official Age es de sonoridad y armonías complejas, con múltiples capas de instrumentos al unísono, que hace hincapié en las habilidades de Prince detrás y frente a una consola de grabación. Es un disco de música negra (siguiendo la definición de Nicholas Payton) que, como es su costumbre, prácticamente grabó él solo en su propio estudio. 

Art Official Age (homofonía forzada de Artificial Age) ha sido sido aplaudido por críticos y fanáticos, pero a mí el que me interesa y emociona es el otro nuevo disco de Prince, PLECTRUMELECTRUM, que grabó junto al power trio que desde hace varios años lo acompaña en los escenarios, las 3rdEyeGirl. Prince y su tercia poderosa son de los actos en directo con mejor cohesión que hay en el rock, instrumentistas virtuosos que impresionan y entretienen con diferentes tesituras y colores. Para muestra:

En la tercera estrofa de la sexta canción Prince pone en nuestros oídos los principios ideológicos y estéticos de PLECTRUMELECTRUM: A girl with a guitar is 12 times better than another crazy band with boys…” Este disco fue grabado en vivo y sin overdubs durante las pausas de la gira de Prince y 3rdEyeGirl en 2013 y 2014, en los estudios Paisley Park de Minneapolis (propiedad de Prince) y los Studio One en Londres. 

Hay muchas formas de producir un disco: una es la original, como empezó la industria fonográfica, con los músicos tocando al mismo tiempo en un estudio de grabación, emulando un ensayo o concierto, ateniéndose a sus habilidades y no al maquillaje tecnológico. Así se grabó PLECTRUMELECTRUM: Prince en guitarra y voz, Hannah Welton-Ford tras la batería y voz, Ida Nielsen al bajo y voz, y Donna Grantis en guitarra y voz. Los únicos invitados fueron Joshua Welton (cómplice musical de Prince y esposo de Hannah) en los coros de STOPTHISTRAIN, y Sophia Eris y Lizzo en el rap de BOYTROUBLE. El resto fueron los cuatro instrumentistas registrando en vivo sus interpretaciones, y si al término de cada canción no quedaban satisfechos con el resultado, simplemente la volvían a grabar.

Entre 1978 y 2014 Prince ha editado 34 discos de estudio con timbres e intenciones varias, pero PLECTRUMELECTRUM es el único que califica como un disco de rock y el único que ha grabado por completo con otros músicos tocando con él. Acompañado por su power trio femenino, pocas veces he visto y escuchado a Prince tan cómodo sobre un escenario. Salvo los discos que grabó con The Revolution y New Power Generation, Prince suele ser un animal solitario en la producción de sus canciones y este es su primer esfuerzo colectivo.

Original y revolucionario no es y difícilmente la historia musical se verá afectada con esta mezcla harto conocida de funk-rock, los críticos lo acusarán de aburrido e intrascendente, pero a mi gusto PLECTRUMELECTRUM descubre una de las mejores formas musicales de Prince, sin pretensiones vanguardistas ni transgresoras, sólo uno de los grandes genios del pop rockeando con su banda de chicas, nada más, y los críticos deberían recordar que una obra menor de Prince puede resultar más interesante que varias discografías. Mis favoritas del disco: Wow, Whitecaps, Boytrouble, Marz y Funknroll.