El cine me reclamó: Spike Lee

El director estuvo en en Tag CDMX

Cortesía.
Spike Lee, director de Oldboy, Malcolm X y el videoclip “Fight the power” de Public Enemy, vino a la capital como uno de los invitados principales de la segunda edición de Tag CDMX. Vino hablar de cómo la tecnología permite que más gente cuente historias en medios audiovisuales, o al menos eso decía el programa.
 
“No soy tecnócrata, la tecnología no me domina. Ahora hay gente mandándose mensaje en el mismo cuarto, se ha perdido la conexión, pero no hay nada mejor que ver a las personas a los ojos”, dijo, y recomendó apagar el celular cuando estés cenando.
 
Para él, lo que importa es lo que dices y tus habilidades, no importa la tecnología, siempre habrá historias. También dio como ejemplo a sefuir a Michael Jackson, quien estudió a los grandes, como James Brown, para ser uno de ellos; y preguntó cómo ser un gran guitarrista sin estudiar a Hendrix, Clapton y Santana.
 
El fan del basquetbol, comentó que trabaja en la industria porque el cine lo reclamó y no al revés; y agregó que cada día agradece su trabajo porque hay gente que muere haciendo algo que odia. Por eso le recordó a la gente dedicarse a aquello que amen, porque “no importa cuanto ganes si te sientes miserable”.
 
Spike contó un poco sobre su pasado: su papá odiaba las películas mientras su mamá las amaba y lo llevaba al cine, el museo y el teatro, aunque a el no le gustaba, lo triste es que su mamá murió antes de ver su éxito.
 
Le parece triste que una buena educación dependa del dinero que tienes, y aunque internet le parece una herramienta útil, no cree lo considera un sustituto y le pidió a los estudiantes que se dieran un aplauso y sus padres.
 
“Como pueden ver soy afroamericano”, bromeó Lee, y “mis antepasados fueron esclavos traídos de África”. Explicó que creció durante la época de los derechos civiles y la guerra de Vietnam, eso influyó en él. Sin embargo, considera que ni la supuesta era post-racista ni el hecho de que Estados Unidos tenga un presidente de color erradicó el racismo, el sexismo o el clasismo.
 
Desayunó con Darren Aranofsky, también invitado de Tag, y coincidieron que sus alumnos son flojos e insistió en que no hay trabajo fuerte en la fama instantánea de youtube.
 
De ahí que una de las lecciones del cineastas fue: Las personas exitosas “busted their culo”, no hay nadie detrás de ellos y hacen más de lo que les exigen, además de tener una ética de trabajo. Se puso de ejemplo y dijo que le llevó 10 años hacer su primer película.
 
Explicó que antes las cintas grandes pagaban la producción de las pequeñas, y que ahora cuesta mucho hacer una película porque ya no le apuestan a las producciones que no generarán tanto en taquilla. 
 
“Agradezco crecer en la época que me toco, porque pudo tocar la cinta, cortarla y ahora no se hace, a menos que seas Christopher Nolan o James Cameron.”
 
“Es un gran momento para ser un artista y suena a un cliché decirles que son el futuro pero a veces los clichés son realidad. Me quedan 20 años, tengo 57; así que les toca a ustedes”.