El Calabozo del Androide 4

Un perfil inédito del hombre de acero

El maestro del c?mic humor?stico mete ciza?a al as de Marvel

por: EL ANDROIDE

Un perfil inédito del hombre de acero

Tony Millionaire es una leyenda. Dentro del circuito alternativo del cómic de comedia, muy pocos como él. Un montón son los factores que han contribuido a su dichosa reputación. De sus hilarantes chascarrillos de situación a las irreverentes y a veces oscuras desventuras del violento Drinky Crow y el tío Gabby, a la fecha ilustradas finamente con pluma fuente y con todita la influencia del cartón de los años treinta. Sin olvidar la saga de Billy Hazelnuts, entrega que inmiscuye el mito del golem y que lo llevó a ganar el Eisner, Millionaire es un amante del detalle exquisito, de la sátira y el guiño al cómic old school.

Recientemente Marvel publicó la serie Strange Tales. En el primer ejemplar contó con la colaboración de colosos de la talla de Peter Bagge en guiones y tintas. Para el segundo y más reciente ejemplar, Millionaire hace las delicias de enfermos lectores con un extraño y funesto relato del mismísimo hombre de acero, el cual promete ser tan increíble y divertido como cualquier cosa que haya hecho “el millonario” durante su progresiva carrera.

Y a pesar de estar totalmente desligado del circuito comercial, Tony confiesa sentirse de lujo con su participación con los señores de Marvel. “Leí un resto de cómics de Marvel cuando tenía como trece años. Me gustaba Silver Surfer por espacial, pero Iron Man se me hacía el más picudo, amaba su traje de colores simples, él sólo era un cuate que vestía armadura, no venía de un súper planeta o galaxia lejana, todo me hacía sentido a diferencia de otros superhéroes. Así que decidí rifarme con el blindado vengador.”

Característico de Millionaire, la trama de este Tony Stark está llena de rimas y divertidísimos absurdos. “Quería que el de acero peleara contra grandes supervillanos, pero no los clásicos, pensé en Bologna-Head, sólo por estúpido, siempre hay uno así. Su contraparte sería Liverwust-Face. Después pensé que Iron Man en alemán se dice Eisen Man, de inmediato pensé en Eisenhower. Viví en Alemania por cinco años y recordé que el apellido Eisenhower significa herrero por tierras germanas. Así que él resultaba como el perfecto villano para mi versión del hombre de acero.”

Esta surreal narrativa y en sí el universo de Millionaire parte de la investigación, del sentido existencial por desmenuzar ideas que se traen en mente y a partir de eso desarrollarlas, de jugar con las palabras y a través de ellas crear historias. Tony Millionaire es un filoso genio.

[Chulisima antología del Millionaire]

Aquí les dejamos tres sobresalientes y chulísimos tìtulos del “millonario”. Tan inteligentes y mordaces como la misma naturaleza de su progenitor

 

Billy Hazelnuts
Tony Millionaire
Fantagraphics
2006

 

Sock Monkey: The inches incident
Tony Millionaire
Dark Horse
2007

 

The art of Tony Millionaire
Tony Millionaire
Dark Horse
2009

 

[El Androide Recomienda]

 

Strange Tales MAX #1
Paul pope, Peter Bagge, Dash Shaw y muchos más
Marvel
2009

En su primera publicación, los Strange Tales de Marvel habían contado con la colaboración del loco Peter Bagge, famoso entre otras cosas por sus Garbage Pail Kids y su estética acida en títulos como Hate, donde el infame Buddy Bradley hacia de las suyas. En esta ocasión Bagge une fuerzas con titanes del circuito independiente del cómic como Paul Pope, responsable de la aclamada novela gráfica Heavy Liquid publicada por Vertigo. Junko Mizuno, artista plástica e ilustradora japonesa y muchos más. Esta reinterpretación de varias de las vacas sagradas de Marvel es tan hilarante como bizarra.
Seguro que en tiendas especializadas como Fantástico o BadaBing lo pueden encontrar.

 

 

Tómala Muñeco

[Calaveritas geeks para los más freaks]

En 1965, científicos infiltrados en los laboratorios del doctor Tenma incubaban un proyecto ultra secreto. Clonaciones del pequeño Astroboy se tramaban en pos de un ejército denominado como los Crío-chacalis. Algo salió mal y el resultado fue este tierno hermano putativo del Astro.

Sobre su creador

En realidad no sabemos demasiado sobre el creador de Jello Fox. Un artista contemporáneo chino conocido como Tong Yan, nacido en Nanking, capital de la provincia de Jiangsu, que en un chorro de galerías chinas expuso su trabajo vía sus esculturas de cerámica. Sabemos también que de vez en cuando escribe poesía y que sus inclinaciones al multimedia y la fotografía son notorias. De lo que bien seguros estamos es del revuelo que causó esta pieza, numerada y firmada una por una por Yan y limitada a 500 piezas. Por ahí en Gurú la tienen en una vitrina. Es una chulada.