El arte extraviado de Inglourious Basterds

Inglourious Basterds por Alex Pardee




Tan despiadados y portentosos como Hans Landa. Tan seductores y precisos
como Bridget Von Hammersmark . Por asalto toma nuestros ojos y cerebros un
racimo de desalmados carteles. El infame Quentin Tarantino une fuerzas con los
generales de la división de marketing
de los estudios SA (propiedad de Estevan Oriol y Mister Cartoon) y los
oficiales de Upper Playground, con el fin de presentar The Lost Art of Inglourious Basterds, reclutando el talento de
algunos renegados de la ilustración.

Compilando el trabajo de Sam Flores, David Choe, Grotesk, Jeremy Fish,
Alex Pardee, Morning Breathe, Patrick Martinez, Dora Drimalas, Munk One, N8 Van
Dyke
, Skinner Davis y hasta el regio Rene Almanza, el proyecto nos introduce a
la interpretación de cada artista sobre el filme de “Quentintar”.
Seis copias de cada impresión se produjeron por artista,
cada una firmada y numerada por el director de Jackie Brown. Todo esto con el pretexto de donar un poco de billete
para Haití.

En su ultimo número, la revista Juxtapoz
recopiló las opiniones sobre el proceso creativo de cada uno de los
personajes involucrados. Uno de los más peculiares, el de Estevan Oriol: “Todo
un reto. Escogí a un chico ingles que trabaja en el estudio, pero que bien
podría pasar como alemán. Le dije que tenia una idea para la sesión fotográfica.
Fuimos a comprar unas botas de combate y manejamos hasta las vías del tren. Con
los ojos vendados, le dije que pusiera sus dientes sobre la vía, otro amigo se
puso las botas y lo hizo ver como si estuviera a punto de patear la parte
trasera de su cabeza, a la American X.”

La exhibición de estas chuladas tuvo lugar en la galería angelina de
Upper Playground el pasado marzo. Las copias de cada poster  ya tienen
dueño.

 

Síguelo en twitter: @el_androide