Calabozo del Androide 36

Rafael Grampá y su Mesmo Delivery

1174
Unafresca y desvergonzada ola brasileña de caricaturistas y escritores de cómic ynovela gráfica está irrigando con tinta a las editoriales más picudas de laindustria.
Loshermanos Fábio Moon y Gabriel Bá con Noiry Umbrella Academy, respectivamente;Vasilis Lolos con Lost Call; FábioCobiaco con Kull: The Hate Witch yRafael Grampá, no han hecho más que chisporrotear estilo depurado y notablenarrativa desde su venida.

Conuna grotesca belleza a veces remitente a Paul Pope (Heavy Liquid, Batman: Year100), Rafael Grampá comenzó su carrera a los catorce años ilustrandomanuales de autoayuda para niños con capacidades especiales. Siguieron diseñosde logos para carnicerías y tiendas de surf, pero desde niño empuñó montones delápices y crayolas. El notorio estudio de diseño y animación Lobo de São Paulolo contrató como director de arte, participando en la creación de filmesanimados para clientes del tamaño de Cartoon Network, Diesel y Nickelodeon.

Susprimeras cuatro páginas como creador del noveno arte vinieron con el western temático Gunned Down, antología publicada por la editorial brasilera TerraMajor. LaCompilación 5 lo reunió con loscarnales Moon y , Lolos y la nacida en Pisa, Italia, Becky Cloonan (DEMO). Aquel título independiente yganador del Eisner en 2008 por MejorAntología, catapultaría a la quintilla como dinamita emergente.

Unperro de caza llora a la orilla de la carretera. Un trailer de carga cruzaferoz el camino. Un imitador de Elvis y un gorilón exboxeador son contratadospor la Mesmo Delivery para entregar un misterioso paquete del que ellos nisospecha tienen. El rutinario desvío hacia una mugrienta parada de traileros seconvierte en una propuesta irrechazable que hasta al diablo despierta de susletargos.

Mesmo Deliveryasaltó la razón de Rafael Grampá en 2006, momento en el que decidió convertirseen un tejedor de la historieta. Ansiaba escribir y dibujar algo que él comolector gustara de leer. Muchas de sus referencias tuvieron resonancia en suniñez: su padre conducía camiones y la DimensiónDesconocida le quitaba el sueño. La idea de camioneros entregandoenigmáticos paquetes se había fraguado. Poco antes de empezar a escribir, elmeticuloso carioca boceteó montones de logotipos de gasolineras y anuncios decerveza con el propósito de introducirse en su propia trama. Prosiguió con lacreación del dúo de rufianes. Una mixtura entre Elvis e Iggy Pop dieron origena Sangrecco, un raudo homicida que hace de copiloto mientras fanfarronea concigarro en boca. Pugilista en su pasado aguardentoso, el chato Rufo guarda unparecido a Nicke Andersson de los Hellacopters mientras conduce hastiado soportandoa su cómplice.

Diálogosfilosos y acción desquiciada escurren a la par de una corta pero violentahistoria publicada en 2008 por la AdHouse y reeditada por Dark Horse un año mástarde.

RafaelGrampá participó en el título Marvel StrangeTales II, un coctel de superhéroes reinterpretados donde Wolverine essituado en arenas y gimnasios piojosos de boxeo.
Radicaen su querido São Paulo al lado de su novia Carolina, su perro Nanook y su gataMagrela.