Anish Kapoor, el escultor más reconocido del mundo, en México

Inaugura el MUAC muestra de su trabajo

Quizá sea cierto decir que Anish Kapoor (India, 1954) es el artista más reconocido de las últimas décadas. Y no tanto por sus envidiables niveles de cotización comercial, sino por la visibilidad de sus piezas más populares, íconos de muchas de las grandes ciudades de la actualidad. ¿O acaso no reconoces la Cloud Gate de Chicago, ese frijol espejeado que adorna todos nuestros timelines de Instagram? ¿Y qué decir de Sky Mirror, proyecto neoyorquino que refleja el azul del cielo en medio de la plaza Rockefeller, o conviviendo con los jardines de Luis XIV en pleno Versalles?

De París a Jerusalén, su obra es parte del imaginario cultural y arquitectónico. Se trata de un trabajo que lleva décadas formándose para llegar a su actualidad escultórica: de pequeños experimentos con la materia a las expresiones monumentales, el artista indio ha gozado del apoyo de críticos y del público para cada vez crecer más, hacer más, estar más presente.

Formas autogeneradas

En esta sección de la muestra podremos acercarnos a las primeras obras de Kapoor, realizadas en los años 70. Este espacio retoma los juegos con la materia que el artista incorporó a su obra como ejes temáticos centrales: el polvo, la geometría y el color. Este juego entre materia y forma, que se transforma por la propia naturaleza de los materiales, como en To Reflect an Intimate Part of the Red, que también irá acompañada de piezas que juegan con la luz y los espejos, creando en su totalidad reflexiones sobre el tiempo, el espacio y la relación entre ambos.

100381Anish Kapoor.
Anish Kapoor. (Getty Images.)

Tiempo

Quizá la pieza más imponente de todas las que se expondrán en el MUAC es At The Edge of The World, una campana monstruosa y hermosísima que cuelga sobre la cabeza del espectador. La pieza “propone a la abducción como una aproximación a la representación de infinito donde se pone en juego la escala del lugar, la pieza y al espectador”, según palabras de los propios organizadores. Aquí podremos apreciar al Kapoor que todos conocemos mejor, al más admirado de todos. Al que ofrece a través de la expresión arquitectónica una mirada distinta a nuestras percepciones, la forma en la que entendemos nuestros sentidos y nuestra relación con la materia y el espacio.

Formas de belleza

En esta sección de la muestra veremos, básicamente, experimentos sobre la forma y el espacio geométricos: piezas como When I’m Pregnant (Cuando estoy embarazada), una protuberancia discreta sobre la pared, C-Curve, un juego ondulado de espejos, o Gu Gu Ma, una serie de esculturas de materiales “grotescos” que da también poder suficiente a la forma como para crear sensaciones particulares. Con estas piezas vemos ya la labor de un Kapoor maduro, más firme y experimental, que pronto traería a cuenta de su trabajo la monumentalidad por la que se hizo tan popular.

Fuerzas impredecibles

Finalmente, la exposición presentará piezas con un formato, digamos, netamente “escultórico”. Son reflexiones que el artista ha hecho a lo largo de su carrera en series o trabajos individuales que pueden caer en distintos tipos de interpretaciones y estilos. Entre las obras exhibidas encontraremos Archeology and Biology, My Red Homeland y su famosa serie de silicones, muchas de ellas, coincidentemente, piezas producidas en los últimos 10 años.

Anish Kapoor, Muac, del 28 de mayo al 27 de noviembre, mié, vie, y dom 10-18 h, jue y sáb 10-20 h, Jueves a sábado $40, Miércoles y domingo $20

También lee:

Ya salió el primer trailer de la Bella y la Bestia con Emma Watson

Mujer golpea acosador en la estación del metro Pino Suárez

Cinco imperdibles del Bellopuerto