7 obras de arte que sirvieron para pagarle a Hacienda

Rivera, Carrington, Tamayo en Arte para la Nación

Hace poco se inauguró ‘Arte para la Nación’ en la Galería de Palacio Nacional, una exposición con más de 200 magníficas piezas de arte moderno pertenecientes a la Colección Pago en Especie. 

Así como leen, se trata de obras de arte que fueron entregadas a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público como retribución al pago de impuestos de algunos artistas entre 1935 y 2015. Sí, pagar los impuestos nunca fue tan encantador. Y para que te des una idea, esta colección cuenta con obras de artistas de la talla de Diego Rivera, Leonora Carrington, Rufino Tamayo, Mathias Goeritz, Vicente Rojo, Francisco Toledo, Arnaldo Coen, Manuel Felguérez, entre otros. 

Aquí siete piezas que no te puedes perder: 

1. Lucila y los judas (El estudio del artista), de Diego Rivera 

102316Lucila y los judas. Diego Rivera.
Lucila y los judas. Diego Rivera. (Verónica Gómez.)

Esta pintura se vuelve una joya de la exposición, no sólo por que retrata el estudio del artista ubicado en San Ángel Inn, sino por que representa la sensualidad del cuerpo femenino encarnado por Lucila Balzaretti, quien fuera una modelo de la época. Con pose sugerente, rodeada de judas de cartón y una supuesta interacción con una de las figuras gigantes, este óleo se convierte en una imperdible de la exhibición. 


2. Polidori, Marín y Maldonado 

102317Polidori, Marín y Maldonado.
Polidori, Marín y Maldonado. (Verónica Gómez.)

Más que una obra, en este caso, te recomiendo que no dejes de apreciar la composición del juego visual que producen estas tres piezas de artistas contemporáneos. Resulta impresionante observar cómo cada uno desde su disciplina, ya sea fotografía digital, tinta, o escultura, logra plasmar la belleza y sensualidad fragmentada, tal como las civilizaciones griegas y romanas lo hicieron en su momento. 


3. Ligados como cuerpos en soledad cantando, de Arnaldo Coen

102318Ligados como cuerpos en soledad cantando. Arnaldo Coen
Ligados como cuerpos en soledad cantando. Arnaldo Coen (Verónica Gómez.)

Observar un acrílico de Coen siempre es una experiencia fantástica. En su obra encontrarás decenas de figuras. El juego que hace con el espacio, la forma y el color, en definitiva, hará que quieras pasar varios minutos observándolo.

 

4. Homenaje a Zapata, de Alberto Gironella

102319Homenaje a Zapata. Alberto Gironella
Homenaje a Zapata. Alberto Gironella (Verónica Gómez.)
 

Y para ejemplificar mejor el arte contemporáneo, qué mejor que la obra de Gironella, que solía cuestionar el poder de iconos populares. Pasar sin ver este collage de madera, hecho con recortes, corcholatas de refrescos, latas vacías y monedas, sería un grave error.

  

5. Río revuelto, de José Chávez Morado

102320Río revuelto. José Chávez Morado.
Río revuelto. José Chávez Morado. (Verónica Gómez.)
 

Jactarse de ser chilango, y no conocer esta obra que describe tan bien el desarrollo de nuestra ciudad, podría ser algo muy triste. En ella, verás cómo de manera divertida, e incluso burlona, Morado vislumbra la nueva ciudad, llena de grandes edificios y espectaculares, con miles de personas corriendo al ritmo de una vida ruidosa y caótica.

 

6. Serie Ciudad en movimiento, de José Castro Leñero 

102321Serie Ciudad en movimiento. José Castro Leñero.
Serie Ciudad en movimiento. José Castro Leñero. (Verónica Gómez.)

Y para que no digan que la Ciudad sólo es estrepitosa, aquí otra propuesta de un grande. Aquí el movimiento de nuestra capital queda sintetizada hasta la abstracción, quedando sólo ritmo, líneas y color.

7. Pijama tántrica, de Pedro Friedeberg  

102322Pijama tántrica. Pedro Friedeberg.
Pijama tántrica. Pedro Friedeberg. (Verónica Gómez.)

Catalogado como surrealista, Friedeberg pertenece a la generación de grandes artistas como Leonora Carrington, Remedios Varo, Gunther Gerzso y Alice Rahon. Basado en la repetición de series de líneas, colores y símbolos, afirma no hacer arte para la gente, sino burlarse de sí mismo y de los demás. 

Tip: Si vas, échale un ojo a los cuadernos de Francisco Toledo, en los que a base de técnicas mixtas expone sus más grandes preocupaciones. Con humor e ironía encontrarás varias alegorías entre insectos y animales con sentimientos negativos como el desperdicio y la ansiedad. 

Galería del Palacio Nacional
mar-dom 10-17 h, entrada libre
Del 23 de junio, al 30 de octubre

También lee: 

Lecciones de Kevin Arnold

Frases fregonas de María Félix

Curiosidades de Albert Einstein