Revista Chilango

Chilanga del año: Elena Poniatowska

Diciembre 2014

SUSCRÍBETE AQUÍ A LA REVISTA

Forma parte del Club
Vive Chilango

Síguenos en:

Los Irrespetuosos

Crítica Chilango


Museo de Arte Carrillo Gil

Av. Revolución 1608

Esquina con Altavista

Col. San Angel

Tel. 5550-1254

Horario

mar-dom de 10 a 18 hrs
Del 30 de noviembre de 2012 al 17 de marzo de 2013

Usuarios:



Precios

  • General
  • $19
TC:
Boletos en taquilla

Especial
Género
Instalaciones

Crítica Chilango

Por Carlos Tomasini

Dibujar una línea con pintura en aerosol sobre un par de cuadros expuestos en un museo se vuelve arte cuando lo hace un artista que lo registra en video y lo describe como un performance.

Eso es lo que hizo en París el colombiano Iván Argote, cuya obra, al igual que la de todos los autores reunidos en esta exposición, parece tener la misión de “faltarle al respeto” al arte y a los museos mediante obras cargadas de críticas irónicas y sarcásticas.

En estos días en los que los actos vandálicos causaron tanta polémica en el Distrito Federal resulta interesante ver cómo éstos pueden convertirse en la forma de expresión de jóvenes artistas nacidos en España, Colombia, Venezuela, Austria, Ecuador, México, Alemania, Puerto Rico y Argentina.

Otro video interesante de esta muestra es el que registra la vez en que la austriaca Maria Anwander entró al Museo de Arte Moderno de Nueva York, le dio un apasionado beso francés a una de las paredes y colocó en ella una cédula falsa con el título “The Kiss”, que era idéntica a las de ese recinto para así registrar esa “donación” no solicitada de una de sus obras. 

El espacio en el que se encuentra la exposición también fue diseñado de manera irreverente contra los trazos tradicionales de un museo, lo que hace que el visitante recorra una especie de laberinto en el que, literalmente, tiene que buscar las piezas que se exhiben y con muchas de las cuales puede hasta interactuar.

Una carrera de motos en el Museo del Prado, tatuajes temporales con frases filosóficas que los visitantes pueden colocarse en el brazo o donde gusten y una colección de cédulas robadas de las paredes de museos de diversas partes del mundo también forman parte de esta muestra.

Artistas criticando al arte, creando piezas artísticas en las que registran cómo destrozan obras de arte, así de laberíntica puede ser la descripción de esta exposición que vale la pena visitar con los sentidos bien abiertos y no apta para mentes conservadoras y cerradas.

Texto  
¿Te gusta?