Revista Chilango

3ra. encuesta
anual de sexo
Agosto 2014
No. 129
Suscríbete

Registrate o inicia sesión a través de:

Hugo Laurencena: Realismo Aumentado


Museo Nacional de Arte

Tacuba 8

Entre Donceles y 5 de mayo, esquina con Eje Central

Col. Centro De La Ciudad De México

Tel. 5130-3468

Horario

mar-dom 10 a 17 hrs.
Del 26 de noviembre de 2012 al 17 de marzo de 2013

Usuarios:



Precios

  • General
  • $37
TC:
Boletos en taquilla

Especial
Género
Pintura, Multidisciplinaria

Preview

Por Carlos Tomasini

Un acierto de la mayoría de las muestras que se han presentado recientemente en el Museo Nacional de Arte es el diálogo entre piezas históricas y actuales, pero ahora incluyen un nuevo elemento: la descontextualización.

Así, en “Realismo Aumentado”, una pintura de gran formato que representa unas balas  se exhibe junto a un par de fotos en blanco y negro tomadas por Tina Modotti  o una pieza creada en 2012 aparece a unos pasos de una pintura que data del siglo XVIII.

Hugo Laurencena (de origen argentino, nacionalizado mexicano) mezcla en su técnica la fotografía con la pintura y en sus obras recrea los símbolos que suelen ser más recurrentes en el arte mexicano, como la muerte, presentándolos fuera de su contexto más común.

Una calavera coronada con flores, una enorme escobetilla, trompos y una corona de espinas son algunas de las imágenes que se aprecian en las 18 piezas de Laurencena que se presentan junto a 10 obras del acervo del Munal y que hacen dar al visitante abruptos saltos en el tiempo.

La exposición, aunque pequeña, ocupa dos salas del último piso de este recinto que se llenan de una gran diversidad de imágenes que guardan grandes similitudes entre ellas, a pesar de que por fuera parecen distintas.

Pareciera que la intención de la muestra era lograr una especie de crítica a los símbolos nacionalistas que se presentan en el arte mexicano; sin embargo, lo cierto es que los reinterpreta y, al mismo tiempo, logra desacralizarlos  (o “bajarle dos rayitas” al arte mexicanos serio, como se diría entre amigos).

Asimismo, el visitante también tiene la oportunidad de ver en un breve video la manera en la que trabaja el artista y cómo inicia su proceso de creación, que es más parecido a la fotografía publicitaria que al estereotipo que normalmente se tiene de un pintor.

El gran formato y el collage del siglo XXI entran en un buen diálogo con el óleo y la fotografía de los siglos XVIII al XX, sin contar el espacio del museo que le incorpora una ambientación que le pone la cereza al pastel de este juego de contrastes.

Las piezas que conviven con la obra de Laurencena son de autores de la talla de Diego Rivera, Gabriel Fernández Ledesma, Manuel Rodríguez Lozano y Roberto Montenegro.

Texto  
¿Te gusta?
Síguenos en: