Revista Chilango

Las 52 mejores cantinas botaneras

Noviembre 2014

SUSCRÍBETE AQUÍ A LA REVISTA

Forma parte del Club
Vive Chilango

Síguenos en:

Manuel Ramos, el constructor de la memoria gráfica


Museo de la Ciudad de México

Pino Suárez 30

Col. Centro De La Ciudad De México

Tel. 55420083

Horario

Del 10 de octubre de 2012 al 3 de febrero de 2013

Usuarios:



sitio web

Precios

  • General
  • $23
TC:

Género
Fotografía

Preview

 

Por Paris Alejandro Salazar

Escrupuloso documentalista gráfico de la transformación urbana de la Ciudad de México, Manuel Ramos fue uno de los pioneros de fotoperiodismo profesional del país, y testigo de muchos momentos históricos clave, tales como la Decena Trágica en 1913, la entrada del Ejército Libertador del Sur, o Francisco Villa sentado en la silla presidencial con Emiliano Zapata a su lado.

La exposición “Manuel Ramos” se compone de 10 ejes temáticos: paisajista, retratista, su relación iconográfica con la imagen de la Virgen de Guadalupe, su crónica de la Guerra Cristera, el trabajo en relación con la arquitectura moderna, y el trabajo de Inspector de Monumentos Históricos y Bellezas Naturales.

El trabajo reunido de este cronista gráfico de la Ciudad de México presenta un registro de la intimidad y la vida cotidiana de los primeros 40 años del siglo XX; también muestra su labor –esquina por esquina– de atrapar los edificios del Centro Histórico y su agudeza visual para coleccionar paisajes.

Ahora se sabe que muchas de las fotografías que se encuentran en el Archivo Casasola son de la autoría de Manuel Ramos, pues uno de sus familiares vendió parte del acervo personal al Archivo Casasola.

Su sensibilidad, ingenio y creatividad hicieron que las fotografías articularán el arte y la historia para convertirse en un constructor de la memoria gráfica nacional y de la identidad visual.

Con imágenes, Manuel Ramos supo narrar cómo las necesidades políticas y demográficas le cambiaron el rostro al Centro Histórico: edificios novohispanos convertidos en vecindades y sedes de oficinas de gobierno, fachadas de edificios coloniales adecuadas como soportes de anuncios espectaculares. Una descripción del cambio en el gusto arquitectónico capitalino al paso de los años.

Ésta es la primera exposición que reconoce el trabajo de Manuel Ramos y que exhibe el modo en que la modernidad y la utilidad pública se impusieron a la memoria que guardaban los edificios del Centro Histórico, es la posibilidad encontrar las miradas y los momentos que ya no volverán y que hicieron historia en la Ciudad de México.

La exposición incluye más de 300 imágenes que dan a conocer el trabajo fotográfico que va del registro político, social, económico y cotidiano del México de antes, durante y después de la Revolución, hasta la experimentación con la imagen a través del fotomontaje y la aplicación de color, con material inédito que incluye películas filmadas.

Texto  
¿Te gusta?