*

La lengua de Ernesto - Arte | Chilango.com

Revista Chilango

3ra. encuesta
anual de sexo
Agosto 2014
No. 129
Suscríbete

Registrate o inicia sesión a través de:

La lengua de Ernesto

Crítica Chilango


Antiguo Colegio de San Ildefonso

Justo Sierra 16

Col. Centro De La Ciudad De México

Tel. 5702-6378

Horario

Del 29 de mayo de 2012 al 9 de septiembre de 2012

Usuarios:



Precios

  • General
  • $45
TC:

Género
Instalaciones, Multidisciplinaria

Crítica Chilango

por Fernanda López Díaz

Muchas veces, ir a ver una exposición es asociado con seriedad y contemplación. El público debe pararse a cierta distancia de una obra, y apreciarla y descifrarla simplemente con la mirada. Rara vez se logra una interacción que vaya más allá de eso. En esta ocasión, San Ildefonso nos ofreció una experiencia distinta con la exposición de Ernesto Neto.

Ernesto Neto es un artista de Río de Janeiro que ha presentado instalaciones en distintas partes del mundo desde 1988. Su estilo muestra un fuerte minimalismo abstracto, con la interesante cualidad de que puede ser percibido con varios sentidos. Su obra presenta un alto grado de interacción con el público.

La muestra del artista está compuesta por una serie de obras hechas con materiales como madera, plomo, unicel, y hasta especias, formando instalaciones hechas con base de equilibrio y contrapesos. Además, incluye diversas piezas que se prestan a la interacción con el público: extrañas instalaciones de pelotas en las que te puedes acostar, humanoides que puedes usar y oler, y cuartos hechos con una malla, sostenidos a través de el uso de distintos pesos. También contiene trabajo de ilustración, que se ve opacado por las distintas instalaciones.

En general, se puede decir que es una exposición que se disfruta por el simple hecho de ofrecer una propuesta distinta a lo que implica visitar un museo. Al principio la gente tiene una aproximación algo tímida a las obras, pero se familiariza rápido con la idea de poder interactuar con las piezas. Esto hace que la experiencia se vuelva amena, especialmente para los niños. Sin embargo, tenemos que admitir que esperábamos más instalaciones de este tipo. El resto de los trabajos son interesantes ya que se analiza el trabajo que se ha hecho en cuanto a pesos, pero a simple vista puede llegar a volverse obsoleto y poco atractivo para la gente. Además, el concepto tiende a volverse un poco monótono.

Sí recomendamos visitarla, pero hay que tomar en cuenta que no todo va a ser interactivo ni sorprendente. A pesar de eso, es salir un poco de la rutina. Es importante tomar en cuenta que en las instalaciones interactivas no se permite pasar con zapatos, aretes, pulseras, ni cualquier otra cosa que pueda dañar la obra. Así que deben estar preparados para quitarse los zapatos a cada rato. 

Texto  
¿Te gusta?
Síguenos en: