Revista Chilango

Las 100 canciones que marcaron nuestras vidas

Octubre 2014

SUSCRÍBETE AQUÍ A LA REVISTA

Síguenos en:

Sobrebebiendo al apocalipsis

Chupes y música para el fin del mundo

03 de octubre de 2012

Contagiados por la histeria colectiva del 21 de diciembre de 2012, apenas llegó octubre y ya todos compraron su radio analógico, latas de atún por si las “flais” y cuanta agua se pueda almacenar... Y es que ¡se viene el fin del mundo!

Naaaah.

Por si sí y por si no, aquí te damos algunos consejos para que, llegado el caso de que nuestros mayas le atinen, el fin del mundo pueda disfrutarse con una significativa fiesta de despedida. Sugerimos una rola, considerando que la pila de tu iPod aguante, alguna botana con conservadores y liga afectiva (de esas que sobrevivirán a la radiación) y, por supuesto, líquidos con algún grado alcohólico.

Checa nuestras sugerencias y comparte las que se te ocurran.

El apocalipsis con ginebra, por favor

Trago pa’ despedirse: Ginebra Beefeater 24 en las rocas (solo si consigues hielos).

Botana: Galletas Ritz de queso, este trago merece más, pero recuerda que es la última caja sobre la tierra.

Rola: Apocalypse Please, Muse.

Llegada la hora: Como esta canción está inspirada en el último libro de la biblia, en cuanto suenan los primeros acordes entras en el muy mood de emergencia mundial, con cabalgata de los cuatro jinetes del apocalipsis incluida. El glorioso solo de guitarra es una digna despedida de este planeta. Un final vertiginoso y elegante impregnado de ginebra y queso amarillo.

Hasta la última gota de absenta

Trago pa’ despedirse: Absenta Palírna, o cualquier trago disponible arriba de los 55% de alcohol.

Botana: No notarás la diferencia entre unas bolsa de papas, un Twinky Wonder o una lata de atún.

Rola: The Last Drop Of Morning Dew, de Flaming Lips.

Llegada la hora: Hasta la caída por un agujero negro resulta más placentera con esta combinación de música, comida chatarra y alcohol. “El hada verde” te guiará en el  viaje cósmico mientras la tierra se desintegra en un segundo. Una despedida alternativa y psicodélica de este mundo cruel.

Lo sabemos, es el fin... pero con bourbon

Trago pa’ despedirse: Bourbon Maker´s Mark directo de la botella.

Botana: Aceitunas de frasco, para el mareo.

Rola: It's The End Of The World As We Know It, REM.

Llegada la hora: Sabemos lo obvia que resulta esta canción; sin embargo, sigue siendo de las favoritas como “soundtrack”, una vez que sobre la tierra se haya desatado un holocausto zombie o se haga realidad el apocalipsis maya. Brinda con este destilado americano y disfruta de tus aceitunas antes de la sacudida.

Adiós mundo cruel con chela en mano

Trago pa’ despedirse: Una oscura y espumosa cerveza Guinness

Botana: Pretzels a granel. Valorarás cada salada y harinosa mordida.

Rola: Until The End Of The World, U2.

Llegada la hora: Nada como escuchar el fraseo de Bono mientras disfrutas de esta chelita y el mundo pierde su nombre. Necesitarás un six para despedirte como se debe, pues solo tiene 4.2% de alcohol. Disfruta de tus últimas frías a la salud del meteorito que provocará nuestra extinción.

Se va acabar… el ron

Trago pa’ despedirse: Ron Mocambo añejo, hasta tibio sabe bueno.

Botana: Chicharrones Barcel, estamos de acuerdo en que no es hora de ponerse gourmet.

Rola: El mundo se va a acabar, Mono Blanco.

Llegada la hora: El son jarocho te permitirá entregar de manera apacible “el equipo”. Un buen ron, crujientes chicharrones y la mejor actitud frente a la catástrofe mundial. Danza zapateada y poesía cantada para el final de los tiempos.

El juicio final con Scotch

Trago pa’ despedirse: Juanito caminante de la etiqueta que hayas apañado durante las compras de pánico.

Botana: Cacahuates japoneses Nishikawa, si de esos que comías a la salida de la escuela. Con Valentina y toda la cosa.

Rola: The End Of The World, The Cure

Llegada la hora: Mientras el anticristo va dejando estropicios por ahí, podrás brindar con un buen whisky. Éntrale a tus cacahuates con singular alegría (o ironía) y, por favor, evita llamar a tu exnovia/o. En caso de haber líneas funcionando; ese quemón no se borrará ni con una mega tormenta solar.

Si no tuviste tiempo de planear, va la recomendación de último minuto: Cualquier rola de Björk (no tenemos que explicar por qué…¿O sí?), con la marca que sea de vodka y el comestible que encuentres con alto contenido de glutamato monosódico. ¡Salud!

Texto  
¿Te gusta?