Revista Chilango

3ra. encuesta
anual de sexo
Agosto 2014
No. 129
Suscríbete

Registrate o inicia sesión a través de:

Los más ricos de etiqueta nacional

Vino hecho en México

27 de septiembre de 2012

El vino mexicano ha ido ganando terreno en el gusto chilango, los mexicanos tienen más presencia que nunca. Ofrecen variedad y sabores únicos de diversas regiones, en especial el del llamado “mediterráneo mexicano”

Le preguntamos a dos expertos cuáles son los vinos que todo chilango debe probar. ¡Ojo!, no estamos haciendo una lista de los mejores, sino de los que no te puedes perder en tus próximos episodios nocturnos. Dale chance al vino del terruño, varíale al chupe habitual y éntrale al tinto nacional.

Para entrarle sin miedo: Santo Tomás, Tempranillo

Es un vino de color violeta, sus sabores van desde la ciruela hasta la menta. Es una buena forma de acercarse al vino mexicano, con un costo accesible y un gran sabor. Una gran experiencia a un muy buen precio. Si el viernes te toca llevar el vino, la opción para quedar bien es éste.

Con originalidad y rebeldía: Hacienda La Lomita, Pagano

Rompe la barrera de los 400 varitos pero vale cada peso, y puedes encontrarlo en algunas vinaterías del DF. Nos encanta el diseño de sus botellas. El inquieto artista  tijuanense Jorge Tellaeche fue el responsable de tan chulas etiquetas. Desde el nombre nos encontramos con un vino irreverente que rompe el molde, huele a tabaco y sabe a cacao con notitas de frutas rojas. Es un vino que asombra y engancha al que lo prueba.

De tradición pero con propuesta: Casa Madero, 3V

Se hace con tres tipos diferentes de uva cabernet, merlot y tempranillo. Proviene de una de las casa vinícolas con más historia y tradición en nuestro país. Básicamente es delicioso. A cada sorbo descubres sabores como grosella, eucalipto, madera y especias. Este vino despierta el cariño y pinta chapitas a la segunda copa. Si estás planeando una noche romántica, no busques más.

Vino

Todo un descubrimiento: Viñas de Pijoan, Doménica 2009

Fresa, frambuesa y grosella a todo lo que da. Es un verdadero festín de frutos rojos con toquecitos de vainilla que te hará muy feliz. Supera la barrera de los $300, pero resultará una de las mejores inversiones que hayas hecho. Del sabor nacerá el amor, así que déjate llevar por esa interesante propuesta 100% mexicana. Es el regalo perfecto para un cumple o para estar más cerca del aumento de sueldo.

Con lo que le pongan: Ulloa 2008

Del meritito Tecate para el mundo. Podemos decir que es el que más nos gusta, nos gusta y nos gusta. Combina tres uvas: cabernet, grenache y petite syrah. Tiene un aroma floral poco común, es de color purpureo casi negro y su sabor es especiado. Solo o acompañado tienes que probarlo. Si lo pides a la par de un platillo picante es el hit. Es un poco caro pero lo vale.

Directo a tus sentidos: Monte Xanic, Cabernet Sauvignon

Este vino color granate (digamos que es un símil líquido de esta piedra preciosa), con sabor a zarzamora, cereza negra y chocolate por doquier invita al placer y a ser tomado despacito. Despierta el olfato sutilmente y es fácil de beber. Con un precio que permite llevarte más de una botella para la velada, es de nuestro favoritos para el precopeo.

Para una rica cenita: L.A. Cetto, Nebbiolo.

Nuez moscada, clavo y canela. De un rojo carmesí, conquista desde que abres la botella. Huele a fruta con tabaco y madera. Si tienes una cena, este tinto será la estrella de la noche. Una módica cantidad hará que la pasta sepa mejor que nunca acompañada de un digno representante de las barricas del Valle de Guadalupe.

Botellas

Los expertos a los que pedimos consejo:

Daniel Sada, promotor de vino mexicano, proveedor de productos y tecnologías a vinícolas y apasionado del buen vino. @TomaVinoMexicano

Daniel Munive, Presidente de la Unión de Cata y Sommeliers, aspirante a la Academia Mexicana del Vino y Director del Club del vino. @LaCave_Vinoclub

Texto  
¿Te gusta?
Síguenos en: