Revista Chilango

Chilanga del año: Elena Poniatowska

Diciembre 2014

SUSCRÍBETE AQUÍ A LA REVISTA

Forma parte del Club
Vive Chilango

Síguenos en:

Cervezas internacionales para apantallar

¿Chelas de súper? ¡Ajá!

27 de marzo de 2012

La quincena se ve realmente lejana (los meses con 31 días son interminables) además sabemos que apenas te estás recuperando del último puente y que andas súper roto gracias a la “conciertiza” que se dejó venir este mes.

El plan es el siguiente: saca tu morralito de esos que son amigables con el ambiente, date una vuelta por el súper más cercano y recolecta algunos de los ejemplares cerveceros que aquí te recomendamos.

 -La alemana- Paulaner Hell

Cerveza de trigo producida por una marca asidua a la fiesta del Oktoberfest. Es una digna representante de Bavaria, tiene malta de cebada y malta de trigo, lo que le da un sabor más suave y menos amargo que el de las tradicionales rubias. Instalada en la tradición cervecera alemana que privilegia el sabor natural, ésta es una opción para aquellos que están aburridos de su cheve habitual y quieren experimentar más sabor.

Lo bueno: es rubia, alemana y lager. Deliciosa, de precio accesible y una graduación que permite repetir.

Lo malo: habrá a quién no le gusten las cervezas de trigo, pero los expertos opinan que ésta unifica criterios.

Precio anaquel: $49.90 

Paulaner

-La holandesa- Grolsh

La Grolsh resulta un gran descubrimiento en los pasillos de vinos y licores del súper. Esta “güera” holandesa es de tipo lager, está hecha con dos con 2 lúpulos distintos, su sabor es dulce de entrada, pero conforme la tomas sientes lo amarguito y especiado. Es una chelita aromática y ligera. Tus amigos agradecerán una buena dotación de estas chelas en tu depa.

Lo bueno: su graduación del alcohol es muy parecido al de las mexicanas (5%). así que puedes tomar varias sin que te tumbe.

Lo malo: no la exportan con la botella original (que es casi un objeto de colección), la venden en versión tipo ampolleta, además hay que servirla con cuidado porque hace muchísima espuma.

Precio anaquel: $25 pesos

-De Rusia- Baltika 3 Classic

Cerveza lager, estilo europeo clásico; de cuerpo medio, malta y con mucho sabor a lúpulo, que no implica un amargor muy marcado. Es la más antigua y famosa de la línea Baltika. La sensación en la boca es ligera, fresca y seca. Tiene muchas variedades, se mide por los números del uno al trece, según su color y sus grados de alcohol. En México la puedes encontrar hasta el número nueve. Rusia nos ofrece algo más que vodka para nuestros invitados.

Lo bueno: medio litro de chela moscovita por una módica cantidad

Lo malo: nos perderemos de la número 10 a la 13, pues esas graduaciones no llegan a México.

Precio anaquel: $34.40

Baltika

-La japonesa- Sapporo Premium

Aunque nos toca la versión maquilada en Canadá, el sabor oriental se mantiene. Esta cerveza de arroz se caracteriza por su sabor increíblemente fresco, suavecito y un amargo casi imperceptible. La Cerveza Sapporo es la marca más antigua y con más prestigio de Japón por su sabor, calidad y tradición. Esta variedad asiática queda perfecta mientras echas reta de Play Station, Xbox o Wii.

Lo bueno: No por ser asiática, pero combina bien con Sushi. El envase en lata es muy fashion, pero tenemos la teoría de que en botella sabe mejor.

Lo malo: El alto porcentaje de arroz nos recuerda el sabor de las lagers americanas, como la Budweiser. Si no eres fan, mejor no te la lleves.

Precio anaquel: $31.00

-De Bélgica- Stella Artois

Ya podemos encontrar en México la cerveza más antigua de Bélgica: la Stella Artois, una chela lager con una receta de más de 400 años. Tiene un sabor fresco pero intenso, muy apreciado por los que buscan una buena cerveza rubia. Tiene bajo contenido de alcohol y está elaborada a base de cebada, diferentes variedades de los lúpulos finos y en su sabor se aprecia una amargura fina que se equilibra con el aroma de la malta. Presume que eres todo un conocedor poniendo en la mesa un par de “estelitas”

Lo bueno: se puede saborear la cerveza más popular en Bélgica a muy buen precio, además es muy efectiva para quitar la sed.

Lo malo: se considera una cerveza sobrevalorada, para algunos consumidores es más la fama que el sabor.

Precio anaquel: $27.00 

Stella Artois

-De sabor- Boscoli kriek

Si quieres que tu chica le entre al mundo de la cerveza sin hacer caras, deja enfriando un par de Boscoli kriek en tu refri. Esta chela sabor cereza, fabricada en Bélgica, es un refrescante rito de iniciación para quien le huye a los sabores ácidos e intensos de las tradicionales. El sabor a cereza negra domina en el paladar.

Lo bueno: trae una doble fermentación que la acerca al proceso del Champagne y le da un característico sabor y burbujeo.

Lo malo: aleja a los conocedores o bebedores puristas de cerveza, te dirán que sabe a ese jarabe de cereza (Emulsión de Scott) que te daban de niño para crecer fuerte y sano.

Precio anaquel: $40 pesos 

-La francesa- Kronenbourg 1664

Aunque la Kronenbourg no sea una de las más vendidas ni de las más populares del mundo  es una de las que mejor sabor tiene de todas las que se importan a nuestro país. Al tomarla llega de inmediato el  aroma a lúpulo, flores y cítricos. Seguro te saltará que sea francesa, pero, ojo, tiene una gran influencia alemana, pues se produce en la Alsacia, un territorio entre los dos países que ha pasado de una nacionalidad a otra a lo largo de la historia. Dale una oportunidad.

Lo bueno: Lo amarguito cítrico queda al punto con embutidos, salchichas y pasta. La relación precio-calidad hará que te lleves una buena cantidad para emergencias.

Lo malo: Su espuma es densa y cremosa, a veces esa consistencia no es la favorita de quienes esperan tomar una cerveza ligera.

Precio anaquel: $25.00 

1664

Texto  
¿Te gusta?