Revista Chilango

Los 10 mejores restaurantes que valen la cuenta

Septiembre 2014

SUSCRÍBETE AQUÍ A LA REVISTA

Síguenos en:

Los líderes... de las copas

Políticos con un gran historial etílico

27 de febrero de 2012
Por  Denisse Espejel   

Personalidades como Lindsay Lohan y Paris Hilton se han hecho fama por gozar de la fiesta como profesionales de la copa, y aunque por lo regular vemos a actores, actrices y rockeros perder el estilo, tambien suele ser padrísimo ver que los políticos hacen de las suyas. En nuestro país, muchos conocemos los deslices aguamieleros de dos que tres políticos (ustedes conocen los nombres), pero. oh decepción: no crean que entrarle con fuerza al mezcal es exclusivo de los mexicanos, hay muchos otros fuera del país que también tienen sus mañitas.

¿Un purito, Sir Winston?

 

Sir Winston Churchill

Sir Winston Churchill (1874-1965) fue Primer Ministro de Gran Bretaña, vivió guerras, estuvo en partidos conservadores y liberales, fue escritor, pintor e incluso ganó el Nobel. Tuvo una de las vidas políticas más interesantes, y hasta la Reina de Inglaterra lo coronó caballero. A Don Winston le encantaba fumar puros como chacuaco y beber whisky con sus compas Stalin y Johnny Walker con una tolerancia insuperable.

Bill, el jefazo

Bill Clinton (1946 -) famoso en el ambiente universitario por su gusto por promover a las becarias, aceptó ser un pacheco en su juventid y desde que tiene uso de razón se ha metido en mil problemas por sus excesos; le encanta tocar el saxofón, salir en la tele y es conocido por todos por ser un fiestero empedernido. Aunque le saca canas verdes a Hillary Clinton tiro por viaje, Bill es carismático, buena ondita y a (casi) todo mundo le cae perfecto.

Nasdrovia, Yeltsin

 

Imagínate que el presidente de tu país diera discursos a media borrachera, bailara en escenarios y aventara mujeres a la alberca… Si no me crees, entonces dile a los rusos que te cuenten de su presidente, Boris Yeltsin (1931-2007), quien se hizo fama de amante del vodka y el fiestero nacional por excelencia. A este canosito que terminó con el régimen comunista y le encantaba la bailada.

 
¿Así o más cool?

Kim Jong, el atascado

No se sabe si nació en 1941 o 1942, por lo que desconocemos la edad excacta que tenía este dictador norcoreano cuando se nos fue al cielo (o al infierno, quién sabe...), hace algunos meses. Lo que todo el mundo sabe es que en algún punto de su vida, Kim Jong Il fue el comprador más importante de coñac Hennessy en el mundo. Este personajazo llevó una vida totalmente diseñada a su placer; por ejemplo, en los libros de historia de Corea del Norte se describe su nacimiento como un evento en el que apareció una gran estrella y, en pleno invierno, apareció un gran arcoíris y de la nada el invierno se hizo primavera… Metió su cuchara en absolutamente todo lo que tenía que ver en su país pero también le metió unos muy buenos tragos a todo tipo de licor: se reveló después de su muerte que llegó a gastar entre $600,000 y $850,000 dólares en alcohol.

El Gran Reino Unido lo sabe... 

Ya sea por presión y atención excesiva de los medios, o simplemente se trate de un delirio de grandeza, los números no mienten, y en un estudio publicado en el Reino Unido en el que se evaluó el comportamiento de 51 Primeros Ministros británicos, el 75% sufrió trastornos mentales graves que incluían depresión severa, bipolaridad y ansiedad social sazonada con casos muy frecuentes de alcoholismo. Cada mandatario tiene lo suyo y en nuestro país no estamos exentos, pero al menos ya encontramos una explicación a la copita presidencial. 

Texto  
¿Te gusta?