Revista Chilango

3ra. encuesta
anual de sexo
Agosto 2014
No. 129
Suscríbete

Registrate o inicia sesión a través de:

Disfruta con mucha o poca lana

Bebe dentro de tu presupuesto

¿No hay lana? Especial ¿No hay lana?
18 de agosto de 2011
Por  Denisse Espejel   

No hay pretexto: te gusta la copita y luego empiezas a decir que no tienes dinero y no se qué, hay veces que se te olvidan tus épocas preparatorianas cuando no te importaba tomar aguas locas que te pegaban la peor cruda. Ahora sientes que si no gastas millones de pesos en un antro, entonces no vale la pena. Vete un poco más folclórico de vez en cuando y síguete divirtiendo sin importar si tienes mucho o poco presupuesto, nuestro DF delicioso tiene algo para todos.

Estoy paupérrimo

Cuando no tengas nada de dinero, puedes fingir ser pepenador un rato y buscar los pre-cadáveres de botellas en tu casa, siempre hay alguna a punto de morir que a media borrachera se queda abandonada y a la siguiente vez compras una nueva que termina en el mismo lugar. Aprovecha y haz una reunión de muertitos y que tus amigos te lleven mezcladores, hielos y una que otra botella perdida. Puedes regresar a la práctica de hacer una vaca e ir a la tiendita y comprar unas caguamas, para que tenga todavía más folclor: tómenselas en la banqueta... en bolsa.

Me quedan tres pesos

No hay nada mejor que encontrarte un billete de veinte pesos en algún pantalón o chamarra perdido, sobre todo cuando estás en temporada de crisis. Llega la difícil decisión de saber si gastarlo en cigarros, en comida, o alcohol... Intenta buscar otros dos billetes de veinte pesos, cómprate unos cuantos cigarros sueltos y vete a comer un caldo de camarón delicioso servido en vaso al Salón Corona [Bolívar 24, Centro, 5512 9007]. Son de los mejores tacos y tortas y la cerveza es de barril, no olvides tomar en cuenta que  se llena a reventar y la fila de la entrada es interminable, especialmente en fin de semana.

Todavía me alcanza la quincena

Cuando mentalmente estés pensando en irte a tomar algo mezcaloso y se te empiece a antojar con locura, entonces quiere decir que te queda algo de presupuesto para el ocio. No te estreses si sólo te alcanza para un mezcalito o dos, agradece que todavía te queda lana y no estás muriendo lento por deshidratación etílica. Ve a alguna de las sucursales de La Botica [Orizaba 161, Roma, 5574 6638 / Alfonso Reyes 120, Condesa, 5212 1167 / Federico T. De la Chica 13, Satélite, 5393 9608] y tómate un minero con maridaje de queso o chapulines: obvio te alcanza.

Bebe como magnate
 

Me subieron el sueldo

Si se trata de celebrar algo, qué mejor que hacerlo con un cava de muy buen precio, ve a probar unos cuantos espumosos y pintxos a La Xampanierya [Campeche 439, Condesa, 5256 4788], la versión mexicana del ya famoso español. Lo bueno de este lugar es que también se ha puesto a pensar en el presupuesto y la botella más barata oscila entre los $250 pesos, vale mucho la pena. Si quieres algo diferente, ve al Hudson [Anatole France 70, Polanco, 5281 7093] y prueba la cocina al estilo Nueva York con música de jazz y martinis secos, su terraza invita a las sobremesas alargadas: deli.

Ya soy jefe

Si quieres presumir que te subieron el sueldo en vales de despensa o panchólares, o simplemente buscas un lugar exclusivo que no sea el antro Godínez al que estás acostumbrado, entonces ve a The Whiskey [Campos Elíseos 252, Polanco Chapultepec, 9138 1842] dentro del Hotel W y vete a tomar algo como magnate. Este bar es de un ambiente relativamente sobrio pero la gente va arregladita y dispuesta a gastar una buena lana por la borrachera, se especializan en la preparación de martinis y la música está diseñada para hacer que te quedes durante horas y horas.   

Soy el hijo perdido de Donald Trump

Ser exclusivo no radica en ir al lugar más atascado y al que todos quieren entrar: mucha gente confunde con sinónimo de elegancia ir al lugar más gigantesco y brilloso. Es el error del novato. Los lugares con tradición de años son los más elegantes y mientras más establecidos estén, mejor. Por eso, si estás dispuesto a irte por calidad además de imagen, date una vuelta por el Shelty Bar [Campos Elíseos 204, Polanco, 5283 8700] dentro del Hotel Nikko México, es un pub en el que podrás botanear y ver el partido pero con bastante caché.

 Si buscas una cena o comida de dueño del mundo, entonces ve a Le Cirque [Mariano Escobedo 700, Anzures, 5263 8881] dentro del Hotel Camino Real, y despilfarra toda tu pasta en su cava: tienen más de 600 etiquetas de diferentes regiones. Pide un salón privado y prueba sus ejecuciones culinarias obligadas, acompaña tus bebidas con un risotto o con un rack de cordero rostizado, una de las ventajas de ser millonario es que tu comida y bebidas siempre serán deliciosos. 

Texto  
¿Te gusta?
Síguenos en: