Revista Chilango

3ra. encuesta
anual de sexo
Agosto 2014
No. 129
Suscríbete

Registrate o inicia sesión a través de:

Disfruta las caras múltiples del vodka

De Rusia con amor

19 de abril de 2011
Por  Denisse Espejel   

Pareciera costumbre absoluta que tú eres el único o la única que bebe vodka en el círculo de amigos, siempre que se ponen de acuerdo quieren comprar todo menos este delicioso y puro compuesto de etanol y agua fermentado con granos como trigo y centeno: que porque les duele la cabeza, que porque el whisky está mejor, que porque no sé qué...

Esta bebida destilada es de las más limpias al grado en el que el término original wódka se utilizaba en referencias médicas y compuestos clínicos en Polonia, más o menos por el año de 1400. Unos cien años después, se utilizó como referencia a una bebida medicinal utilizada en Rusia. Esto ha creado una lucha monumental en cuanto al origen: Rusia o Polonia, pero hoy en día, lo único que importa es que sepas que hay muchas maneras de disfrutarlo, no sólo con jugo de fruta o agua quina. A continuación unas cuantas ideas para que prepares maravillas de mezclas y seas la envidia de tu reunión.

1.    Vodkas texturizados  

  • Toma una toronja. Consigue un poco de azúcar moreno y escarcha el vaso. Coloca un poco de azúcar y toronja en una coctelera. Mezcla. Añade 2 onzas de vodka, 1 onza de triple sec y hielo. Mezcla. Sirve con hielo y toronja en el vaso con azúcar. El resultado: un trago en tonos carnosos y rosáceos que lo bautizan a la perfección como Blushing Dutchess. Es un trago sencillo y delicioso, disfruta la frescura y el sonroje.
  • Toma una coctelera. Coloca kiwi en cuartos, menta, una vaina de vainilla y mezcla. Añade 2 onzas de Vodka sabor limón y una onza de jarabe tipo almíbar. Mezcla con enjundia hasta que veas la coctelera escarchada y con gotas. Cuela la mezcla en un vaso de vino lleno con hielo y añade un poco de agua mineral. La frutalidad de este trago Kiwi Fizz lo hace una opción perfecta para tu sesión de sol en la casa de fin de semana. Así de snob.

2.    Vodkas sangrientos

  • Ojo. Hay miles de versiones posibles para un buen Bloody Mary. Mezcla 2 onzas de vodka, ½ onza de salsa inglesa, ½ onza de jugo de limón, 5 onzas de jugo de tomate, sal, pimienta, salsa Tabasco en un vaso con hielo. Si te quieres ver muy exótico puedes probar unas variantes interesantes: añade 1 onza de sake, polvo de jengibre, polvo de wasabi y soya para lograr una versión asiática sangrienta. Si estás dispuesto a experimentar todavía más, añade 1 cucharadita de jugo de pepinillos y 1 cucharadita de páprika, esta mezcla la puedes preparar unos cuantos días antes y le dará un sabor muy particular a la bebida. No olvides sal de apio o normal para escarchar el vaso tamaño industrial y apio como agitador/botana. Disfruta.

 

Na Zdorovie!

3.    Vodkas femeninos

  • Toma una coctelera. Coloca semillas y pulpa de media fruta de la pasión, añade 1 ½ onzas de vodka sabor limón o naranja, 1 ½ onzas de jugo de arándano, 6 frambuesas, 1 cucharada de azúcar y jugo de ½ limón. Sirve en copa martinera después de colarlo, añade frambuesas como sorpresa en el interior y tendrás una bebida pasionalmente roja y deliciosa.
  • Uno fácil y delicioso. Coloca dos rebanadas de pepino con unas ramas de menta y una cucharada azúcar dentro de una coctelera. Añade 2 onzas de vodka sabor limón, el jugo de un limón completo y hielo. Agita hasta que notes que la coctelera está escarchada y con gotas. Sirve en copa martinera después de colarlo y añade una rebanada de pepino, este trago es lo más fresco y perfecto para una tarde o noche calurosa pero con cuidado, es un poco peligroso.

4.    Vodkas machotes

  • Toma un chile rojo. Colócalo junto con hojas de cilantro y mango, muele un poco. Añade media onza de Vermouth seco, 1 ½ onzas de vodka sabor limón o cítrico y media onza de jarabe tipo almíbar, sirve en copa martinera después de colarlo. Este trago espeso-delicioso tiene el nivel justo de textura y sabor, te va a encantar, si la copa martinera te parece de niña, sírvelo en la lata de cerveza más cercana.
  • Toma un vaso old-fashioned. Llénalo con hielo y añade 1 ½ onzas de vodka con sabor cítrico, 1 onza de jugo de carne y el resto de jugo de jitomate, salsa Tabasco al gusto y una rebanada de pepino. El resultado: un trago machín con el que podrás pasearte por todo el lugar sintiéndote el rey del universo, si te preguntan si es Clamato con qué, míralos con desprecio y no olvides decir que tu trago tiene carne adentro.

5.    Vodkas transparentes

  • La sutileza del detalle breve. Sólo necesitas vodka y hielo. Un factor del vodka es que es una delicia en las rocas, cada vez existen más variantes de sabores e incluso ediciones limitadas diseñadas para enamorarte la nariz y no dejarte ir. Si no te pasa completamente en las rocas siempre puedes añadir un poco de agua mineral, un twist de limón o naranja o un chaser con algo refrescante. Recuerda que el punto es disfrutar lo que tomas, no atascarte, mucho menos si es en las rocas, ponte la gorra comunista y no olvides decir: Na Zdorovie!

 

Texto  
¿Te gusta?
Síguenos en: